El pasado lunes 5 de noviembre, gendarmería de Chile tomaría la decisión de convocar un paro a nivel nacional. En Calama no es la excepción, en donde las principales demandas de los funcionarios contemplan desde una ampliación de la carrera funcionaria y una mejor distribución de los rangos, como también cambios en las estructuras penitenciarias a nivel nacional.

Son 11 puntos los que piden los funcionarios públicos y que, según las asociaciones de funcionarios penitenciarios, hasta el momento, no estarían cumpliendo con las demandas exigidas, por ende, todavía no esperan detener esta lucha hasta que los puntos, en especifico el de la carrera funcionaria, sea escuchada.

El gobierno ha enfatizado que están abierto al dialogo y que no comprenden las medidas de presión adoptadas por las agrupaciones gremiales de gendarmería, refiriéndose a que la propuesta presentada el pasado 31 de octubre es global y que cumple con las necesidades impuestas por los funcionarios.

Publicidad

El Subsecretario de Justicia, Juan José Ossa comentó que se hizo una propuesta que beneficia de una forma muy relevante a los funcionarios, medidas que aportan directamente a los problemas de carrera, la cual ha sido la principal preocupación en relación a los estancamientos del personal. “Hay que considerar que estamos en un escenario de gran estreches fiscal, se ha hecho un esfuerzo por parte del gobierno, tanto el ministerio de justicia, como el ministerio de hacienda. En este sentido es importante recalcar que los paros son ilegales, y no pueden afectar el oportuno control de la delincuencia, ni los derechos, ni la seguridad de la población penal”.

IMG-1156

Por otra parte, el Cabo Segundo de Gendarmería y presidente de la Asociación Nacional de Funcionarios penitenciarios de Calama, José Echeverria Muñoz comentó que el gobierno ha sido inflexible en las demandas y que el pasado 31 de octubre no aceptaron ninguna de las condiciones. “Nosotros pedimos la reestructuración de las plantas, esto quiere decir que cada uno de estos pueda optar a un ascenso progresivo en el tiempo, ya que ahora los rangos funcionan por cupos y podríamos estar años y años esperando un cupo para así lograr optar a otro grado”. Refiriéndose a las plantas 1 que se encuentras lo oficiales, a la 2 de sub oficiales y finalmente a la 3 de personal del penal que no están uniformados.

José cuenta que en consideración con los derechos humanos de los internos en el penal no se ha visto afectado de ningún modo, ya que todavía reciben visitas, encomiendas, comida sin ningún inconveniente. “El personal no esta pasando a llevar los derechos humanos de los internos, ellos siguen estando bajo la custodia nuestra y de manera normal”.

Según el Cabo Segundo comentó que lo más probable es que se reúnan el jueves 8 de noviembre a las 18:00 horas para juntarse con el gobierno a retomar el dialogo con el director nacional de gendarmería para ver si hay un acuerdo con el gobierno y las asociaciones gremiales de gendarmería de Chile en una posible marcha blanca entre los negociantes.  Pero eso no fue posible después que se rectificara que en la reunión no habrían llegado a un acuerdo mutuo.