Fernando San Román: “Es impresentable que las empresas se monitoreen y se reporten a si mismas”

20160525_131704En reunión con el SEREMI de Medioambiente, el jefe comunal expresó su preocupación por no contar con un sistema externo y del estado que examine la calidad del aire en Tocopilla. Asimismo, el alcalde espera que, a la brevedad, se concrete el estudio y diagnóstico de la bahía de la comuna, el cual, desde el año pasado, se encuentra financiado por el CORE.

“Hemos visto cómo este sistema se defiende y le miente a la gente. Por eso es que debiera existir un sistema de monitoreo del aire más transparente. Es impresentable que las empresas se monitoreen, se revisen y se reporten. Eso es absurdo. Tiene que haber una evaluación externa, objetiva, científica y del estado que le dé tranquilidad a la comunidad, porque, obviamente, una compañía defenderá sus intereses económicos “, expresó el Alcalde de Tocopilla, Fernando San Román, tras reunirse con el SEREMI de Medioambiente, Felipe Lerzundi.

Respecto a ese punto, Lerzundi precisó que el monitoreo es un compromiso de las empresas, en el marco de las resoluciones de calificación ambiental, admitiendo que no hay estaciones con financiamiento del estado, en Tocopilla. Sin embargo, sostuvo que dicha vigilancia, en la zona, es supervisada por la Superintendencia de Medio Ambiente.

Publicidad

De este modo, la autoridad del Gobierno Regional destacó la efectividad del plan de descontaminación, asegurando que existe un mejoramiento en la calidad del aire en Tocopilla. Momento donde también el SEREMI reconoció que la industria termoeléctrica y otras asociadas a empresas como SQM influyen en la calidad del aire, en la comuna

Estudio pendiente

 Otro punto también sobre la mesa tuvo que ver con el “Diagnóstico y Monitoreo Ambiental de la bahía Algodonales, Tocopilla”, el cual, desde 2015, se encuentra financiado por el Consejo Regional, (CORE), pero que, hasta la fecha, aún no se implementa. Respecto a los tiempos para la ejecución, el SEREMI acotó que los estudios no siempre van con la urgencia que requieren. No obstante, se mostró optimista. “El compromiso es acelerar el proceso. Esperamos que la licitación se lleve a cabo, durante el segundo semestre de este año”, sentenció.

De igual modo, Lerzundi explicó que, dentro de dicho estudio, se considerará el análisis de peces y mariscos, en la bahía tocopillana. Frente a esto, el Alcalde, Fernando San Román, manifestó que  “hay buena disposición de las autoridades, pero las buenas intenciones tienen que traducirse también, en soluciones concretas. Esperamos que el estudio financiado por el CORE avance rápido, en Hacienda, de manera de concretar”.

Análisis de la bahía

En la cita con el SEREMI de Medioambiente, el Alcalde, Fernando San Román, expresó también su preocupación por los resultados del análisis que Directemar realizó en la bahía de Tocopilla, tras el aluvión del año pasado, donde se detectó escurrimiento de cenizas al mar.

En base a lo anterior y tras ser consultado por la presencia de metales pesados en el borde costero, Lerzundi afirmó que “los números hablan por sí solos, sin embargo, yo sería más cauto, no en cuanto a las cifras, si no al proceso mismo, ya que la Superintendencia es un organismo autónomo y que debiera liberar informes en su momento y de acuerdo a eso, pronunciarnos”.

Contaminación histórica

En la instancia, el jefe comunal de Tocopilla también reveló su preocupación por la contaminación histórica en la ciudad. “Creemos que es un problema del sistema y el marco legal que protege más el interés de los grandes grupos económicos”.

Pero el Alcalde fue más allá y analizó la situación de responsabilidad. “Nosotros entendemos que las grandes empresas generan trabajo y electricidad en Tocopilla, lo cual es muy importante para el desarrollo del país, pero creemos que eso no puede ser una justificación o un chantaje para la ciudadanía. Se debe equilibrar, cuidando el medioambiente y la salud, implementando mejores tecnologías. Tenemos que pensar en el futuro de nuestros hijos y también en el trabajo de los cientos de pescadores que dependen de la calidad del mar y sus productos para llevar el sustento a casa”