¿No sabías? Manejar con deshidratación es tan peligroso como manejar con alcohol

Para muchos chilenos hidratarse antes de conducir no tiene ninguna relación o importancia, para los expertos la deshidratación disminuye la concentración y lleva a un manejo más agresivo.

Para Seeing Machines Latin América, expertos en tecnología para detectar distracción y somnolencia al volante, hay muchos factores que afectan la conducción de las personas que pueden terminar en un accidente fatal. Lo más impresionante es que son factores que se pueden controlar y prevenir, pero no existe la información necesaria ni la cultura adecuada para entender que la conducción es una responsabilidad que requiere preparación y un constante aprendizaje.

Según un estudio elaborado por el RACE, la DGT y y la Asociación de Bebidas Refrescantes, (Anfabra), señala que entre los factores que más afecta a la fatiga del conductor es la deshidratación, unido a unos bajos niveles de glucosa. De hecho, los estudios constatan que una hidratación insuficiente puede provocar las mismas reacciones al volante que cuando se conduce bajo los efectos de determinados niveles de alcohol. Sin embargo, un 20% de los conductores no identifica la falta de hidratación como causante de la fatiga o como factor que puede provocar un riesgo de accidente.

Publicidad

En el caso de la deshidratación la concentración  disminuye en un 27% y la aparición de fatiga aumenta a un 50%. En el caso del sueño las personas que han perdido tres horas de sueño en un periodo de 24 horas enfrentan un riesgo de accidente similar al de un conductor legalmente borracho.

La empresa Seeing Machines, cuenta con GUARDIAN un sistema de reconocimiento facial que detecta señales de somnolencia y distracción. La implementación del sistema actualmente se realiza solo en buses y camiones, pero para ellos no es  suficiente implementar su tecnología, si no que generar una cultura que inicie la protección de las personas desde sus casas. Y es que por más que sistema se masifique en un futuro cercano y cada auto cuente con este sistema, si no se desarrolla una cultura en la que se le de importancia al descanso y a la hidratación, así como la actitud al conducir, se seguirán produciendo eventos de somnolencia y distracción al volante.

Lo peligroso dice Pablo Pla, representante de esta marca Australiana, es que muchas personas olvidan lo rápido que anda un vehículo y los segundos que se requieren para chocar y pero aún, matar a otra persona.

Por eso en Arkansas y Nueva Jersey son los únicos dos estados de Estados Unidos donde manejar con sueño está penalizado legalmente. Sí, en esos estados tienen claro que manejar cansado o con sueño es equivalente a manejar borracho, por lo que incluso en un accidente con consecuencias fatales, se arriesgan hasta 14 años de cárcel de comprobarse que fue una conducción descuidada o con somnolencia.

1 Comentario

Comments are closed.