Perros y gatos son los animales que no se salvan de la mortífera obesidad que puede ser causada por culpa de los dueños, quienes de cierta forma, buscan humanizar a las mascotas. Según estudios de Royal Canin, más del 30% de las mascotas están sufriendo de obesidad y que puede afectar considerablemente los órganos de estos fieles compañeros.

La obesidad es una grave enfermedad que va dañando poco a poco los órganos del cuerpo y acorta el tiempo de vida. Los riesgos son numerosos y van desde problemas articulares, problemas óseos irreversibles, diabetes, enfermedades renales, hepáticas e incluso incrementa el riesgo de tumores en las mamas de las hembras.

La Medico Veterinaria, Carolina Figueroa, comentó que uno de los errores más normales es que los dueños no están muy atentos a la alimentación de la mascota. El principal error es no reconocer que los animales también pueden tener sobrepeso y por ende se les ofrece más comida de la necesaria para su tamaño y raza. A esto se le suma el nivel de sedentarismo y falta de ejercicio en la rutina diaria”.

Publicidad

Además de todos esos puntos, otra reacción que podemos notar al contar con una alimentación desequilibrada es la perdida de pelo, mal aspecto o poco brillo, señales claves que indican que algún nutriente está faltando en su dieta diaria. “Existen diversas opciones a la hora de dar de comer a perros y gatos, como comidas comercialmente preparadas, platos cocinados por los propios dueños y hasta dietas de alimentación cruda” acotó Figueroa, además de recomendar como una de las mejores opciones las comidas comercialmente preparadas.

Es por eso que es necesario estar atento de la mascota, algunos consejos son que nuestro fiel compañero no supere el 20% o 30% de su peso ideal, si aprecias que el animal cuando lo ves de perfil no tiene una forma cónica, es decir un pecho mas ancho y el pecho recogido es que puede tener problemas de obesidad, además, si no puedes palpar las costillas es porque nuestro amigo peludo ha comido más de la cuenta y necesitará una dieta más balanceada.