La educación está en su mejor momento

Una de las más grandes mentiras sostenidas en el discurso colectivo durante los últimos dos años de movilizaciones estudiantiles es que la educación debiese garantizar el cambio social. Aquella premisa que para muchos se transformo en bandera de lucha no tiene más sustento que la idea romántica de una educación libertaria al margen de los parámetros establecido por el sistema educativo. Pero, para el lamento de muchos, la educación cumple y debe cumplir exactamente la función contraria; la de reproducir la sociedad.

Algún lector atento podría pensar que la afirmación expuesta contiene por lo bajo rezagos de un conservadurismo radical, pero lejos de aquello, solo busca retratar el modo de operar de la institución educativa, dejando los juicios de valor para otro nivel de análisis.

Bajo la premisa de que la educación produce y reproduce lo que la sociedad necesita, se cae una de las principales categorías de análisis sostenidas por el movimiento estudiantil: “la educación está en crisis”. La educación no está en crisis, la educación está haciendo muy bien su tarea, la educación está produciendo y reproduciendo desigualdades estructurales, factor clave y necesario en una sociedad permeada por el modelo neoliberal.

Publicidad

El sociólogo Frances Pierre Bourdieu es uno de los teóricos que más dedicación le ha entregado a los temas de reproducción social y educación, analizando y categorizando los diferentes mecanismo de desigualdad presentes en el sistema educativo. Para él todo está funcionando como reloj, como el sistema económico imperante lo requiere, después de todo ¿Quién podría negar que la manera de operar de los colegios y universidades en la actualidad cumple a cabalidad con los intereses de las elites económicas? El caso de la Universidad del Mar es clarificarte.

Entendiendo que la educación no tiene como función cambiar la sociedad sino que entregar lo que la sociedad necesita (reproducir la sociedad) se hace evidente que no es la educación la que se debiese sentar en el sillón de los acusados ante el juicio popular, sino el modelo económico actual. Es en el modelo donde radica el problema, es el modelo el que está en crisis.

Para entender porque afirmo que el sistema es el que está en crisis – Se recomienda leer en este aspecto los análisis del sociólogo Alberto Mayol – basta con analizar todos los otros aspectos de la vida cotidiana de las personas que han generado grandes movilizaciones durante los últimos dos años; El medio ambiente, La salud pública, el sistema de transporte, la seguridad, etc. Todos aquellos aspectos también obedecen a los intereses mezquinos del modelo de mercado imperante y la educación no es más que uno de ellos.

Se hace necesario entonces para este 2013 redefinir las categorías de análisis de la lucha estudiantil e ingresar en ella a la comunidad en general, a todos aquellos indignados con el sistema económico actual, a todos quienes quieran cambiar el modelo, para que de esta manera algún día podamos decir que estamos conformes con el sistema educacional, porque está reproduciendo en última instancia lo que siempre busco la modernidad ilustrada; libertad, igualdad y fraternidad.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here