Parque del Cohete: Un lugar que alberga los recuerdos de muchas generaciones en Calama

El parque Manuel Rodríguez, mejor conocido como Parque del Cohete, es un lugar icónico, nostálgico y querido dentro de Calama. Gracias al impacto sentimental, que ha generado en la comunidad, se convirtió en uno de los lugares que la gente más recuerda de su infancia.

“Calama ciudad de sol y cobre” es el eslogan con el que la comuna loína le da la bienvenida a todas y todos los viajeros que vienen de otras partes del país. Lamentablemente, muchos ciudadanos no logran tener un vínculo afectivo con la ciudad debido a la mala reputación que desde hace años arrastra.

Altos niveles de animales abandonados, uno de los mayores índices de prostitución en el país, empresas que contaminan el maravilloso cielo que la naturaleza les regaló, estas y muchas otras características hace que la gente sienta recelo a la hora de pensar en Calama como una ciudad para vivir, sin embargo, en ella se esconden lugares asombrosos que todos deberían conocer, uno de ellos es un famoso parque ubicado en la calle Vicuña Mackenna.

El parque Manuel Rodríguez, más conocido como Parque del Cohete, es un lugar icónico, nostálgico y querido dentro de Calama. Es parte de los pocos sitios de recreación en la ciudad. Gracias al impacto sentimental, que ha generado en la comunidad, se convirtió en uno de los lugares que la gente más recuerda de su infancia.

Publicidad
Parque del Cohete antes de ser remodelado, imagen obtenida de RRSS.

Además, es un sitio donde, en múltiples ocasiones, se han realizado grandes actividades familiares como por ejemplo, en época navideña, la Ilustre Municipalidad de Calama para conmemorar esta fecha tan anhelada posiciona un árbol gigante lleno de luces y decoración ornamentales para disfrutar las fiestas, a su vez, diversos conciertos, tocatas y shows se han realizado en el lugar.

Este sitio ha visto pasar generación tras generación desde 1983 aproximadamente, durante décadas, quienes han crecido en la comuna o incluso quienes sólo vacacionan en la ciudad desde pequeños, han visitado este parque para disfrutar entre amigos y familia, albergando así miles de recuerdos de este lugar tan cálido.

Gracias a sus juegos, columpios, pasamanos, pequeños muros para escalar, barras de equilibrios, toboganes y por su puesto el famoso Cohete, que se encuentra a un costado de la plaza, muchas familias han disfrutado de momentos agradables, de distracción en el lugar. 

Una de sus principales características del cohete que está en el parque es que, éste increíble juego, va cambiando de porte mientras uno va creciendo, debido a que cuando una persona lo observa cuando es infante lo ve mucho más grande e imponente que ya siendo un adulto. 

Tanto es el cariño que ha generado este parque que en 2014 cuando circularon los rumores de que el ex alcalde Esteban Velásquez había entregado el total poder al edificio que se encuentra al lado del sector, muchas personas manifestaron su desaprobación e incluso algunas autoridades también demostraron su descontento ante el rumor. Sin embargo, todo quedó en el pasado, más cuando comenzaron las remodelaciones del lugar.

Si bien, hubieron muchos cambios en la estructura del parque, no cambió su esencia. Para mayor seguridad, las autoridades decidieron cambiar por completo algunos juegos, y otros los arreglaron, así también quitaron algunas murallas que no servían de mucho, se remodeló el pavimento incluso más áreas verdes. Todo esto se llevó a cabo gracias a una alianza público – privada con la empresa Espacio Parque.

Finalmente, no está demás recordar que este lugar es histórico, por ende, merece ser respetado, no debe ser rayado, ni mucho menos se puede romper los juegos que hay, pues las futuras generaciones merecen conocer y disfrutar de este parque que tantas vidas y familias ha marcado.