Geoglifos de Chug Chug son declarados “Un Bien Nacional Protegido”

GeoglifosMinistro Víctor Osorio respondió por oficio presentación que hiciera el senador Alejandro Guillier , tras reunirse con la Fundación Desierto de Atacama

 

Tras realizar un diagnóstico de la situación actual del patrimonio y “detectándose un evidente estado de deterioro y amenaza, se ha procedido a proteger este sector mediante la figura de auto destinación para fines de conservación de su patrimonio arqueológico, creando de esta forma un Bien Nacional Protegido”.

Publicidad

Así lo establece el documento enviado con fecha 31 de marzo de 2016 por el Ministro de Bienes Nacional Víctor Osorio, como respuesta al oficio del senador Alejandro Guillier que en su oportunidad argumentó “para que se sirva estudiar la posibilidad de otorgar a los geogliflos de Chug-Chug, ubicados entre las comunas de María Elena y Calama, el carácter de Bien Nacional Protegido y avanzar en la creación de una parque arqueológico para proteger y conservar la cultura, educación patrimonial y turismo sustentable en la zona”.

El requerimiento del parlamentario surgió tras una reunión efectuada en el norte con la Fundación Desierto de Atacama que se encuentra trabajando y buscando aliados con el objetivo detener la destrucción de un patrimonio único en el mundo y también preservarlo: Los Geoglifos de Chug Chug.

El arqueólogo dr. Gonzalo Pimentel, el licenciado en antropología, Tomás Sepúlveda y la conservadora  arqueológica Paulina Illanes, plantearon la preocupación y sumarlo a la tarea de proteger y preservar los sitios patrimoniales.

Guiller Álvarez planteó al Ministerio de Bienes Nacionales “que existen alrededor de quinientas figuras repartidas por las laderas de los cerros, que han significado para la comunidad importantes avances en la investigación arqueológica, antropológica y de arte rupestre, que deben ser protegidas por el Estado de la construcción de tuberías por parte de la actividad minera que se concentra en la zona, paso de vehículos motorizados y turismo informal”.

En la mencionada reunión,  los profesionales presentaron el panorama preocupante de lugares que carecen de protección y que ponen en serio peligro el patrimonio. El paso del Dakar, el avance de la industria minera y otras acciones han perjudicado  sitios como Chug Chug, comunidades aymaras de Quillagua y Ayllus de Calama, entre otras.

DENUNCIAS

El Ministro Osorio reconoce que “ pese a estar protegidos por la Ley de Monumentos Nacionales, los geoglifos no cuentan con medidas de protección efectivas. En los últimos años se han registrado diversas denuncias por daños sufridos, ya sea por instalaciones de torres de transmisión eléctricas, así como de competencias deportivas de Rally, las que han tenido alto impacto en la opinión pública”.

De igual manera, señala un trabajo de investigación con entidades interesadas en el tema y sin fines de lucro, así como un permanente diálogo con el Consejo Autónomo Ayllus Sin Frontera, la Comunidad Indígena Aymara de Quillagua.

También afirma el Secretario de Estado que en el “área de Chug Chug existen servidumbres mineras y un polígono se propiedad de Codelco, que se sobrepone a un determinado sector de geoglifos, que es necesario proteger, razón por la cual, se están realizando los trabajos a objeto de definir el polígono definitivo sobre el cual este Ministerio pueda aplicar la figura de Bien Nacional Protegido señalada”.

El senador Guillier mostró su satisfacción por los avances en la conservación del patrimonio expresado en “la ruta de las caravanas” que muestran la historia viva a través de los geoglifos de Chug Chug, faltando conocer la respuesta del presidente de Codelco Nelson Pizarro, también requerido al respecto.