Vecinos de Calama denuncian microbasurales en ferias del sector por falta de fiscalización

Los vecinos residentes de la población 23 de marzo, aseguran estar cansados de limpiar cada semana, la basura que otros dejan en el lugar.

Desde que se autorizó a los feriantes volver a las respectivas poblaciones de Calama, son varias las denuncias ciudadanas que los vecinos de estos sectores realizan por medio de redes sociales, manifestando su descontento y preocupación debido a la gran cantidad de desechos que queda en las calles.

Cabe mencionar, que el municipio de la comuna dispone de operativos de limpieza que asean las calles donde se mantuvo la feria durante ese día, sin embargo, este servicio considera sólo a comerciantes que cuentan con permisos para participar de estos tradicionales bazares. Motivo de esto, los vecinos residentes de la población aseguran estar cansados de limpiar todas las semanas lo que otras personas dejan.

En conversación con Rosa O., quien vive hace más de 50 años en las calles que colindan a la feria rotativa, explicó que “cada fin de semana es lo mismo, tenemos que estar recogiendo todo nosotros, a veces los puestos quedan ahí por días, y las mismas personas que pasan por aquí se llevan lo que les sirve, incluso los perros juegan con los zapatos que dejan botados o rompen la ropa”.

Publicidad

“Es desagradable tener que limpiar los desechos de otros, sobre todo porque no les importa trabajar, pareciera que solo vienen a dejar lo que no les gusta o no les sirve. Hay puestos de comida, preparan aquí mismo y dejan las cajas en donde venían los pollos botadas, los vasos, platos, nova”, añadió la vecina del lugar.

Al respecto, Alberto Vásquez, director de inspección municipal señaló que “lamentablemente estas ferias se instalan o se expanden por calles que no están dentro de la licitación de la concesión de servicios de barrido de calle, es complicado para el municipio atender esas calles. Es por esto que la Municipalidad está haciendo algunos esfuerzos por realizar operativos de limpieza”.

Asimismo, comentó que el pasado domingo se realizó un operativo de fiscalización con varios organismos públicos como el SAG, Servicio de Salud, PDI y Carabineros, comenzando con un trabajo que conlleva eliminar todo lo que se relacione a posibles problemas de salud, como por ejemplo, la venta de frutas y verduras nacionales o extranjeras. A su vez, se detectaron casos de personas indocumentadas, lo que dio paso a sumarios sanitarios, decomisos y multas.

“Se realizaron reuniones con los sindicatos de la feria en donde se aprobó un acuerdo de fiscalizar estas calles en donde se instalan puestos no autorizados. Se van a continuar con las fiscalizaciones de forma reiterativa, para orientar a la gente a que no se puede seguir vendiendo en esos sectores“, finalizó el inspector.