Ídolo de Cobreloa: Darío Verón anunció su retiro del fútbol

El fútbol paraguayo hoy comienza a rendir tributos a Darío Verón, defensor de clase internacional que confirma su retiro del fútbol tras 20 años de actividad.

Por ello, Cobreloa se suma a los saludos y agradecimientos a su gran profesionalismo, que en Calama, pudimos disfrutar en el año 2003 cuando vistió «La Camiseta más Hermosa del Mundo».

Calidad certificada en un semestre

La estadía del «Hechicero» en Tierra Santa fue tan sólo de un semestre, pero lo suficiente para dejar un grato recuerdo y captar las miradas del fútbol internacional. Su estancia en Calama fue el salto que necesitó para hacer sonar su nombre a nivel continental.

Publicidad

Fue en el año 2003. Con 24 años, y bajo las órdenes de Nelson Acosta, Verón llegó proveniente del 12 de Octubre con el cartel de jugador promesa. Había sido seleccionado Sub-20 de Paraguay, y con experiencias en Copas Libertadores sin pasar la fase de grupos, se integró a un plantel armado con el afán de salir campeón tras la herida del torneo de Clausura 2002 donde Cobreloa cayó en semifinales frente a Colo-Colo.

Su garra guaraní y seguridad en la zaga gustaron de inmediato en el desierto. Fue inamovible en la oncena titular y, mientras en el ámbito nacional era clave para la obtención del Apertura 2003 que Cobreloa le ganó al propio Colo-Colo, a nivel continental enamoraba a México con el triunfo de los Zorros del Desierto sobre los Pumas de la UNAM en su propio estadio por la cuenta mínima.

Verón fue fundamental esa inolvidable noche resistiendo los embates del conjunto «felino», que en cosa de meses, sería su nueva casa dejando Calama con un recuerdo infinito.

Su consolidación internacional

Tras su paso por aquel Cobreloa campeón del apertura 2003, que en Copa Libertadores llegó a Cuartos de Final cayendo ante «El Boca de Bianchi» -a la postre campeón del torneo- Verón defendió por 14 años a los Pumas de la UNAM, ganando 4 títulos nacionales y una Copa de Campeones de la CONCACAF. Con la selección guaraní, se consolidó como zaguero. Llegó a jugar el mundial de Sudáfrica 2010 y fue subcampeón de la Copa América 2011.

Su última estadía fue de vuelta a su tierra, donde decidió defender la camiseta del Olimpia de Paraguay, club desde el cual ha anunciado el día de ayer su retiro tras la obtención de un histórico tricampeonato.