Fernando Cornejo conversó con el CDF, recordando a su padre, su paso por Cobreloa y a la gente de Calama.

El cantenaro naranja se refirió al descenso del club naranja asegurando que “es una espinita clavada haber tenido que descender… además haber vivido ese momento en Chillán, fue muy triste. Nunca le había tomado el peso a las cosas en ese momento, uno es joven y no entiende la mayoría de las cosas”.

El actual ariete de la Universidad de Chile no olvida su paso por la escuadra minera, “me gustaría volver, ganar títulos, ser capitán que en su momento me tocó”.

Publicidad

Cornejo también se refirió a la hinchada calameña puntualizando que “el cariño que me tiene la gente en Calama es bastante grande, estoy muy agradecido de ellos”.

Consultado por su padre, multicampeón con Cobreloa e ídolo del club, el joven profesional señaló que “hubo momentos y partidos en los que jugué, donde tuve su consejo. Él me daba tips para poder enfrentar los partidos y siempre hizo hincapié en el esfuerzo y dejar todo en la cancha, mejorar, nunca quedarse con lo obtenido”.