Juan Pablo Ramos: Un “puma” que recorre Chile sacando las garras por Deportes Antofagasta

13533221_10208851931792450_6589250644971090566_nSentir amor por la tierra que te vió nacer es algo que casi todos sentimos pero pocos realmente nos identificamos con el equipo local, ese que representa a tu ciudad en Chile y el mundo entero.

Juan Pablo Ramos tiene 29 años está cursando un Doctorado en Física en la Universidad Federico Santa María y en cada lugar que va siempre lleva consigo la camiseta de Deportes Antofagasta.

20543585_10155528602735917_846011708473469832_oEl profesional no escondió que en sus inicios fue hincha de un club capitalino “empujado por las influencias de uno de mis tíos, además de mis primeros compañeros en el colegio, me hacían simpatizar con un equipo de la capital. Mi padre es hincha de otro equipo, jamás intentó imponerme el suyo, así como mi madre que no tenía un equipo favorito, pero si en aquellos primeros años de edad recuerdo haberla escuchado cada vez que tarareaba el himno que ella conoció como “viva el AP, viva el AP ¡viva el AP!” En torno a los 7 años mi primer visita al estadio fue de la mano de mi tío Daniel (QEPD), en una visita de su equipo favorito (SW) al Regional, donde recuerdo haberme ubicado en galería sur cerca de la torre de iluminación”.

Publicidad

“Ahí pensé que él era hincha del equipo que representa su ciudad natal, entonces ¿por qué yo no del equipo de la mía? Un par de años más tarde comencé a jugar en cuarta infantil, del fútbol formativo CDA, de esos equipos de niños que solíamos jugar en los ET. En eso estuve hasta que la vida me lo permitió. Desde ese momento puedo declararme como hincha puma”, añadió.

Recuerdos buenos y malos

17038755_10211232756031568_6204062131116888303_oNo es un secreto que los hinchas celebramos y sentimos como nuestro cada triunfo del club, consultado sobre los momentos de felicidad que le ha otorgado el CDA, el aludido respondió que “son varios, asociados al equipo sin duda los ascensos, la ansiedad de los partidos finales y la alegría de coronar una gran campaña son una de las emociones más fuertes”.

“El ascenso que recuerdo con más cariño es el 2011, dado el contexto de haber sido campeón del primer semestre en el último partido del viejo regional con ese gol del Pato Rubina y finalizar esa temporada con el ascenso anticipado de la mano de Ronald González, Osman Huerta y el gran Richard Olivares en el Parque Juan López, estadio al que para mí significaba 3 horas de viaje en micro entre ida y vuelta”, agregó.

La vida también sabe de caídas, en ese sentido, el fanático antofagastino confesó que “en mi visión de niño, sin entender mucho de fútbol, el descenso compartido con la Unión Española en 1997, fue doloroso. Sin embargo, ya más maduro también sufrí con el descenso del 2008, sobre todo por el cariño que tengo hacia varios de los jugadores que integraban ese plantel, además de Mario Vener, que formaba parte del cuerpo técnico”.

Juan Pablo ha tenido el placer de vestir la camiseta puma en varios estadios del país, entre los que destacan el antiguo Tierra de Campeones en Iquique, el Municipal de Calama, el Municipal de Mejillones, el antiguo La Portada de La Serena, el Elías Figueroa de Valparaíso, el bicentenario de Quillota, el Municipal de La Calera, San Carlos de Apoquindo, Santa Laura, Nacional, Monumental y Municipal de La Cisterna en Santiago, el Teniente de Rancagua, el Municipal de Yumbel y el CAP de Talcahuano, este último con la particularidad de haber sido el único puma en tribuna.

¿Una ciudad Puma?

16804122_10211989472076466_5916990978732980171_oSin embargo, pese a querer mucho a la ciudad, no ve a los antofagastinos identificados con el cuadro albiceleste, alegando que “el hincha puma es un hincha esforzado, muchas veces las condiciones son desfavorables para nosotros, pero sin embargo hay un buen número que merece ser nombrado hincha. Parte de la responsabilidad es de quienes dirigen el club, con muy poco trabajo para encantar a la afición, con prácticas que no existen o que se han ido perdiendo con el tiempo, como entradas para mujeres y estudiantes secundarios rebajadas”

“Otra parte de responsabilidad es de las autoridades de la ciudad, que no dan el respeto que merece, ni al equipo, ni a las instalaciones, en las que desarrolla las actividades del club que lleva como nombre el de la ciudad. Sin embargo, sorprendentemente, veo con esperanza la campaña que ha iniciado el club y autoridades en las últimas horas, invitando a la gente a “ponerse la camiseta” del CDA. Sin pensar en las motivaciones de uno y otro lado, me parece que es un excelente pasó en mejorar nuestra carencia, aunque si es importante considerar en actividades como estas a los mismos hinchas, que siempre estarán dispuestos a ir en pro del beneficio de nuestro equipo”, aseguró.

Para finalizar, Juan Pablo aprovecho de enviar un mensaje a la comunidad de Antofagasta “cuando más cuesta y se sufre es cuando más se disfrutan los logros. Invito a todos a ser parte de los procesos que nos lleven a resultados importantes. No es lo mismo ir a los partidos teniendo gran posibilidad de un logro, que haber estado presente en todos los anteriores. Tenga una historia completa para contarle a sus nietos y no solo el desenlace”.

“Un abrazo para cada uno de los que con la camiseta puma bien puesta hemos compartido en viajes, estadios y en casa. Sigamos mostrándole a la gente lo importante que es para nosotros nuestro club, de nuestra ciudad, y continuemos tratando de hacerlo más grande cada día”, sentenció.