Un inédito trabajo para el desarrollo psicomotor y social del deporte desde el nivel de transición (educación pre-básica) está realizando las Corporaciones Municipales de Deporte y Recreación (CMDR) y de Desarrollo Social (CMDS), con el fin de atacar una problemática preocupante en nuestra sociedad como es la obesidad y otros hábitos sedentarios.

El objetivo es atacar la realidad desde una acción multidisciplinaria para lograr  la formación integral del niño a través del desarrollo psicomotor y social del deporte; entendiéndose por desarrollo al proceso de transformación que se da en una interacción permanente del infante con su entorno social, el que le permitirá valerse por sí mismo con mayor éxito.

Lo anterior, parte del hecho que la comunidad escolar ha tomado el lugar de la familia, por tanto la intervención debe comenzar a la más tierna edad, es decir, en el nivel de transición, pues desde ahí se comienzan a formar los hábitos que permanecerán para el resto de la vida.

Publicidad

En este sentido, el secretario ejecutivo de la CMDR, Manuel Ossandón, explicó que dentro de los objetivos que tiene la Alcaldesa Karen Rojo “hemos propuesto generar alianzas de trabajo, una de ellas es en conjunto con la CMDS, la cual queremos trabajar y propusimos un modelo de desarrollo para la formación motora, especialmente con los niños de las escuelas y jardines de la Corporación Municipal de Desarrollo Social”.

“La idea es generar un trabajo mancomunado y que sea secuenciado con la finalidad de que nuestros niños generen una forma de vida distinta a la que están llevando en estos tiempos para generar buenas personas y creemos que el deporte y la actividad física es un buen lineamiento para desarrollar esta labor y esperamos que esto se pueda concretar luego” agregó.

En la misma línea, Verónica Espinoza, coordinadora Educación Pre-Básica de la CMDS, comentó que “me parece que es una alianza estratégica súper importante, porque vamos a atacar desde la base. Las modificaciones y el cambio de actitud hay que hacerlo desde la edad de nuestros párvulos y de esa manera vamos a lograr llegar más arriba con mejores resultados y que se va impactar en los puntajes SIMCE”.

La profesional destacó que “la metodología que utilizamos actualmente o lo que nos pide la sociedad es una actividad más estática, si nos damos cuenta las tecnologías como los celulares, tablets o computadores hicieron que los pequeños dejaran de moverse y eso es muy fácil de darse cuenta los fines de semanas cuando no vemos a los niños moviéndose en las calles con sus padres sino que están en la casa y eso hace que aumente la obesidad infantil que a la larga va ser difícil de erradicar si no empezamos a cambiar los hábitos y las costumbres de nuestros párvulos”.

Con este trabajo conjunto se busca mejorar los resultados en los aprendizajes esperados por el Ministerio de Educación, una actitud positiva hacia la actividad física y los deportes, mayor nivel de autoestima, crear hábitos positivos y reforzar los procesos de socialización del niño.

Lo anterior se realizará por medio de potenciar las actividades de motricidad gruesa  en nivel de Transición, capacitar a las educadoras y asistentes de párvulos en el manejo pedagógico de motricidad gruesa para que sean actividades más permanentes y convencer a los directores de los colegios para aumentar las horas de actividad física y deportes.