Trabajadores conmutantes disminuyen significativamente en la Región

No obstante, la dinámica negativa del empleo conmutante ha ido acompañada por una evolución positiva del empleo residente que ascendió al 3,8% durante este período.

06 LORENA MOLINA - PFOSegún el último boletín regional del Observatorio Laboral (OLAB), el empleo conmutante -que se refiere a aquellos trabajadores que laboran en la Región de Antofagasta, pero no residen en ella- ha descendido en un 19,7% entre los años 2015 y 2016, variación que se encuentra estrechamente relacionada con la caída del empleo en la minería, siendo este sector uno de los principales empleadores de este tipo (la minería contrata al 67% del total de conmutantes).

Por otro lado, el mayor crecimiento del empleo en la región de Antofagasta se produce en la rama comercio, hoteles y restaurantes aumentando la ocupación en 5.811 personas entre 2015 y 2016, al igual que en la industria manufacturera cuya cifra de trabajadores creció en 5.290 nuevos ocupados en el mismo período.

“A pesar de la dinámica negativa del empleo conmutante en la región; relacionada con el mal momento que afronta la minería, la evolución positiva del empleo residente es un dato positivo que, aunque debe ser tomado con cautela, puede ser considerado como esperanzador”, explicó el Director del Observatorio Laboral para la Región, Manuel Pérez Trujillo.

Publicidad

Y agregó “por otra parte, que el sector manufacturero se encuentre en un buen momento liderando la creación de empleo en el último año, puede ser positivo por la importancia que este sector presenta en la capacidad exportadora y, por tanto, competitiva de la región. No obstante, las manufacturas se encuentran estrechamente relacionadas con la minería por lo que habrá que seguir observando su comportamiento durante el año 2017, sobre todo si sigue el periodo de “vacas flacas” en el sector extractivo”.

 En este contexto es que el Servicio Nacional de Capacitación y Empleo juega un papel fundamental para fomentar la innovación y expertise en torno a los sectores que prestan estos servicios,  ya que a través de la capacitación dirigida a estos ejes, se podrán concretar  nuevas oportunidades de empleo y también de autogestión.

“Esta realidad nos indica que tenemos que promover una capacitación en oficios  que respondan a las demandas requeridas en otros sectores, que no siempre aparecen directamente ligados al principal rubro de la región: la minería, pero que sí aportan a generar empleabilidad, es decir, servicios tales como comercio, turismo o actividades productivas tan importantes como, por ejemplo, las manufacturas, entre otros. Por lo tanto, la tarea primordial es crear espacios que ayuden a mejorar la empleabilidad y productividad tanto de la región como el país”, recalcó la Directora Regional del Sence, Ángela Villalobos Lorca.