Los constantes desbordes de río y aludes provocados por las intensas lluvias, han dejado hasta el momento a cuatro personas muertas, severos daños en la ciudad de Tacna y más de 250 casas damnificadas.

Entre las personas fallecidas, se encuentra un padre junto a su hijo menor, una mujer de 57 años y otra persona que no ha podido ser correctamente identificada.

Todas las labores de rescate han estado a cargo del Ejército, además las autoridades peruanas han entregado colchones, carpas y frazadas para todas las personas que se vean afectadas por este fenómeno, en las distintas localidades.

Publicidad

Este acontecimiento, pone en alerta a la población de nuestro país, ya que las comunas de Camiña, Huara y Pozo Almonte en la Región de Tarapacá, se mantienen en alerta amarilla por lo que pueda suceder este sábado, que están pronosticadas posibles precipitaciones.