Bolivia: Expresidenta acusada de “sedición y terrorismo” se ocultó en somier para impedir su detención

La madrugada de este sábado 13 de marzo, el Gobierno Socialista de Bolivia, ordenó la captura y arresto de la expresidenta interina Jeanine Áñez, acusada por los delitos de “sedición, terrorismo y conspiración” relacionados al retiro prematuro de la presidencia y posterior salida del país de Evo Morales en 2019, conocido como el “Caso Golpe de Estado”.

Durante el procedimiento policial, hallaron a la ex interina escondida al interior de un somier de cama, para evitar que lograran detenerla. Finalmente y tras su arresto, aseguró que se trata de una “persecución política” que “ha comenzado”.