Atentado del lucro: Destruyen pirámide Maya para construir una carretera

Empresa constructora utilizó los bloques de lo que fuera el centro ceremonial Nohmul para construir una carretera, gracias a que el terreno pertenecía a privados.

Jaime Awe/AP

En lo que ha sido calificado como un atentado increíble contra el patrimonio cultural de un país y de la civilización humana, una compañía constructora destruyó la que hasta ahora se consideraba la pirámide maya más grande de Belice, el centro ceremonial de Nohmul, para utilizar los escombros en la construcción de una carretera.

El hecho fue denunciado por Jaime Awe, director del Instituto de Arqueología del país, que solo hasta la semana pasada detectó la destrucción del complejo con más de 2,300 años de antigüedad.

“Es un sentimiento de incredulidad increíble por la ignorancia y la insensibilidad, usaron esto para llenar un camino. Es como ser golpeado en el estómago, es tan horrendo”, dijo al respecto Awe, según citó el periódico británico The Guardian.

Publicidad

Al parecer una de las razones por las cuales la compañía pudo demoler las ruinas fue porque estas se encontraban en medio de un terreno privado, aunque igualmente es imposible descartar la mala fe de la empresa de nombre D-Mar y propiedad de Denny Grijalva, candidato a la alcaldía de la capital.

“Estos tipos sabían que se trataba de una edificación antigua. Fue pereza sangrienta”, remarcó Awe.

Las autoridades ya iniciaron investigaciones al respecto y es posible que se finque responsabilidad jurídica, pues las leyes del país protegen las construcciones prehispánicas sin importar que se asienten en terreno privado o público. Asimismo, se ha formado un grupo, “Citizens Organised for Liberty Through Action”, que presiona al gobierno de Belice para aclarar esta destrucción.