Papa Franciso aprueba correctivos físicos para “educar” a los hijos

540f1a3620832
“Hermoso es pegar un poco a los hijos, pero nunca en la cara para no humillarlos”, fueron las palabras del Sumo Pontifice que dijo frente a 7mil personas este viernes 06 de febrero durante la audiencia general semanal que realiza en el Vaticano, frase que no pasó desapercibida ante los oídos de todo el mundo.

En medio del Salón Pablo VI, el Papa Francisco hizo mención sobre estos actos correctivos de los padres hacia sus hijos, asegurando que no es malo golpear a un niño, siempre y cuando no sea en el rostro, ni tampoco de manera excesiva que atente a su integridad física y personal, además hace énfasis en evitar golpearlos en el rostro dado que ello sería una forma de humillación para ellos, dejando espacio para las nalgadas o incluso los tirones de pelo.

Aquellas palabras inmediatamente tuvieron repercusión a nivel mundial donde millones de personas opinaban a favor o en contra de estos dichos. Como fue en nuestro país donde miles se expresaban por redes sociales discutiendo sobre si estaba bien o no que la autoridad máxima de la iglesia católica haga este tipo de declaraciones.

Publicidad

Inmediatamente comenzó el debate entre expertos, como psicólogos infantiles, sociólogos, pediatras e incluso padres y madres, dividiéndose entre quienes están a favor de esta medida como un método correctivo, siempre y cuando no sea excesivo o atente a la integridad del menor, con otros quienes aseguran que bajo ninguna circunstancia un adulto debe reprender a su hijo con correctivos físicos, de ninguna índole en ninguna parte de su cuerpo.

“Es decepcionante que alguien con tanta influencia pueda realizar un comentario como ese”, declaró Peter Newell, coordinador de la organización “Alianza Global para el Fin del Corporal en Niños”.

“Ha sido una gran equivocación y estoy muy sorprendido de que él, lo haya dicho”, expresó Peter Saunders, fundador de la “Asociación Nacional de Niños Abusados en la Infancia”, en una entrevista para el diario londinense, “Telegraph”. Es necesario mencionar que Saunders fue abusado por dos sacerdotes durante su infancia y fue el mismo Papa Francisco quien lo designó para integrar una comisión en el Vaticano que busca proteger a los niños abusados por sacerdotes.

“Ningún golpe a un niño es digno. Que sea claro. Toda violencia contra los niños es inaceptable, declaró la ministra alemana para la Familia, Manuela Schwesig para el diario “Die Welt”.

Así han sido millones de comentarios que han circulado en las redes sociales desde las declaraciones de dichas palabras, ante lo cual el Papa Francisco aun no ha ofrecido alguna disculpa o parece querer retractarse de sus palabras, de momento el debate continúa en redes sociales, si es correcto o no, corregir y educar a los hijos de manera física, aun si es de manera sutil, como aprueba el Sumo Pontifice.