Gas pimienta y soda cáustica son algunos de los componentes del carro lanza agua

Este lunes 16 se dio a conocer por parte de Movimiento Salud en Resistencia (MSR) un análisis realizado al agua expulsada por el carro lanza agua utilizado por Carabineros de Chile, este reveló preocupantes componentes como soda cáustica y gas pimienta, entre otros.

Estos carros, conocidos popularmente como “guanaco”, han sido utilizados constantemente para dispersar y disuadir a los manifestantes en las distintas regiones del país, lanzando potentes cargas de agua a todo aquel que se interponga por su paso; protestantes, comerciantes, adultos mayores e incluso niños y perritos presentes en el lugar.

Algunas imágenes del carro presente en Antofagasta hace un par de días:

Publicidad

Tras su uso, se reportaron a lo largo de Chile varios casos de personas afectadas por este líquido en el Colegio Médico, presentando graves quemaduras en las zonas donde les llegó el agua lanzada por carabineros.

En redes sociales circularon un sinfín de imágenes referentes a estas quemaduras mostradas por los mismos afectados, indicando que esta descarga estaba “quemando” a la gente, lo que fue confirmado recientemente.

Algunos de estos casos mostrados en la siguiente publicación:

*Imágenes sensibles

Esto fue demostrado gracias a que dos muestras provenientes del carro, tomadas por brigadistas los días 20 y 22 de noviembre, fueron entregadas a Movimiento Salud en Resistencia sometidas a “determinación molecular y análisis fisicoquímico”.

El informe detalló “Considerando los síntomas clínicos de los pacientes atendidos durante las manifestaciones sociales y la anamnesis de éstos, se solicitó la búsqueda de alcaloides presentes en el agua”. Lo que fue confirmado tras la realización de tres métodos de detección.

Además se indicó la presencia de un compuesto llamado Capsaicina, que corresponde al componente principal del gas pimienta. Asimismo, se identificaron otros componentes correspondientes al hidróxido de sodio, es decir, soda cáustica.

Sumado a esto, los componentes del líquido son altamente irritantes, con un pH igual a 12 en una escala de 1 a 14, lo que significa que podrían causar daños severos y quemaduras al contacto dérmico (piel), ocular o al ser ingerido accidentalmente, pudiendo incluso ser mortal.

Por lo que se determinó que es un compuesto altamente corrosivo al contacto, encontrándose fuera de toda norma legal en el marco del uso de elementos anti disturbios.