La Corporación Nacional del Cobre de Chile (Codelco) presentó una querella por estafa, tras detectar el pago de sobreprecios de hasta un 68% en seguros de vida y contra accidentes para trabajadores de dos de sus divisiones (Radomiro Tomic y Chuquicamata).

La situación fue descubierta luego que el ministro de Minería, Baldo Prokurica, recibiera una denuncia anónima que le reveló que algunos de los sindicatos habrían recibido pagos para favorecer contratos con GyS y Chilena Consolidada. Los perjuicios ascenderían a US$20 millones, informó BíoBíoChile.

El pago de las pólizas de los seguros eran compartidos por los trabajadores y la estatal, con gestión a cargo de los sindicatos, sin embargo, ello volvió a estar totalmente a cargo de la cuprífera después de la última negociación colectiva.

Publicidad

Piñera al tanto

La situación escaló incluso hasta el presidente Sebastián Piñera, quien sostuvo el martes una reunión con el Ministro Prokurica y parte del directorio de Codelco para analizar este y otros temas.

De acuerdo a Bío Bío, en las últimas horas, tres trabajadores fueron despedidos de Codelco. Todos ejercieron como dirigentes sindicales en el período en que habría ocurrido la estafa.

Además, la cuprífera -según indicó el matutino- solicitó al Juzgado Laboral de Calama el desafuero de los actuales líderes de los sindicatos.

Cabe destacar que este hecho se produce al mismo tiempo que se realiza una huelga de hambre por parte de diferentes dirigentes sindicales.

Las asociaciones aseguraron que colaborarán en la investigación, pero se defendieron explicando que los contratos de seguros eran de conocimiento público y autorizados por la minera.

Eso sí, un dirigente sindical involucrado admitió que recibieron dineros de parte de GyS para presupuestos que permitieran después renovar los vínculos.

Respecto a este hecho la diputada del Partido Socialista (PS), Daniela Cicardini, que preside la Comisión de Minería, anunció que ya se citó a los directivos para el próximo lunes a fin de que entreguen detalles.

Por su parte, la parlamentaria de Renovación Nacional (RN), Paulina Núñez, junto con calificar como “gravísima” la situación, sostuvo que “conociendo estos antecedentes y de la querella que hay interpuesta, creo que es importante no descartar una comisión investigadora. Dicha comisión podría incluso entregar antecedentes para aquellos casos que hoy están siendo investigados en la justicia a propósito de corrupción dentro de la empresa”.

La parlamentaria llamó a que se retome el diálogo “entre el gerente general de Chuquicamata y por supuesto, con los dirigentes tanto de aquellos que están en huelga como de aquellos que se han visto afectados”.