En Chile, la masa de trabajadores activa es de 4.223.160 millones de personas, y de ellos 482.599 son trabajadores del extranjero con contrato, lo que representa un 10,3% del universo laboral. Según destacan desde el Gobierno, el aumento no corresponde a un desplazamiento de los chilenos, sino que de un aumento de la masa laboral.

Según informó el Ministerio del Trabajo, el 80% o 8 de cada 10 nuevos trabajadores por contrato son extranjeros. Esto significa que de las más de 165 mil plazas laborales que se abrieron en junio del año pasado, el 80,4% fue ocupada por extranjeros.

En detalle, hay 482.599 trabajadores extranjeros con contrato en el mundo privado (10,3% de 4.223.160), de acuerdo a un análisis que abarcó cifras hasta junio de 2019.

Publicidad

Fernando Arab, Subsecretario del Trabajo, indicó al respecto que “los inmigrantes aportan diversidad y multiculturalidad”, destacando la importancia de incorporarlos de manera regulada.

“Gran mayoría de nuevos empleos formales -creados en sector privado durante primer semestre de 2019- fue de extranjeros, representando ya el 10% del total de cotizantes a nivel nacional”, comentó en su cuenta de Twitter @fdoarab.

Tras el estallido de la crisis social ese escenario habría cambiado, según un análisis realizado por YapoData, difundido en noviembre de 2019.

Sin embargo, según el estudio de YapoData, existió disminución de un 34% en el interés por radicalizarse en el país, posterior al estallido social.

La investigación identificó 7.847 búsquedas de empleos provenientes desde el extranjero entre el 18 de octubre y el 13 de noviembre, un 34% menos que 30 días antes.


Además, la intención de nacionalizarse -según ese estudio- disminuyó de 42,5% a 31,6%. Pese a que la mayoría de los consultados se proyecta viviendo en Chile, ello también se vio mermado tras el estallido del 18 de octubre: bajó de 44% a 35,3%