“Somos tontos hasta las 12”: Las dudas y críticas que deja sumario de Carabineros donde se lava las manos en caso de Gustavo Gatica

"Tras cinco meses del estallido social y más de 400 lesionados oculares sus controles internos estiman que no hay falla alguna en sus procedimientos. Somos tontos hasta las 12", dijo el ex fiscal Carlos Gajardo, abogado de la familia Gatica.

Múltiples reacciones y críticas existen la noticia sobre los resultados del sumario interno que hizo Carabineros de Chile con respecto al caso de Gustavo Gatica, quien el pasado 8 de noviembre fue herido por perdigones en ambos ojos en medio de la represión de Carabineros a manifestaciones del estallido social en Plaza de La Dignidad, quedando completamente ciego.

Casi cinco meses después, tiempo muy superior al que demora la misma institución para acusar a manifestantes por desórdenes públicos u otros delitos, se conocieron los resultados del sumario interno de la policía uniformada por el caso del joven, afirmando que “el personal que utilizó la escopeta antidisturbios dio cabal cumplimiento al protocolo para el mantenimiento del orden público. No existe certeza que la munición utilizada por Carabineros haya causado las lesiones oculares al ciudadano Gustavo Gatica Villarroel“.

A continuación, el funcionario de Carabineros encargado de las indagaciones al interior de su propia institución, señala que respecto a las lesiones a Gustavo Gatica se conocen solo de la  versión entregada por el propio estudiante y ” no se cuenta con los instrumentos científicos y técnicos que permitan identificar, en primer lugar, cuál de los ochos funcionarios individualizados anteriormente que intervinieron en ese sector haya posiblemente causado dichas lesiones”.

Publicidad

Lo anterior a pesar que desde el interior de los ojos del joven se retiraron perdigones del mismo tipo al que utiliza la policía chilena para balear a las personas que se manifiestan contra el régimen.

A renglón seguido, el sumario expresa que  no se descarta que las lesiones de Gatica  “pudieran haber sido provocadas por los mismos manifestantes (que) utilizaban distintos elementos para agredir al personal policial, ya que como se aprecia en los videos, hay un alto nivel de violencia en esa intersección”.

La investigación deja serias dudas en la opinión pública, existiendo duras críticas a la falta de transparencia e independencia de este informe.

Entre ellos, el ex fiscal Carlos Gajardo, abogado de la familia Gatica, quien calificó el informe como “decepcionante”.

Gajardo planteó a Cooperativa que “es muy decepcionante constatar, a pesar de los graves hechos que han ocurrido con Gustavo y con otras personas (…) que el control interno de Carabineros básicamente señale que no hay fallas en sus protocolos y en sus procedimientos, es algo obviamente muy decepcionante, que pone muy de manifiesto la necesidad urgente de transformar la policía apenas pase esta grave crisis del coronavirus“.

El abogado planteó que no hay duda (de la participación de Carabineros), porque afortunadamente en esta desgracia los perdigones fueron recuperados. Hay que recordar que esos perdigones permanecieron en el cuerpo de Gustavo Gatica y fue necesario intervenirlo en dos oportunidades para extraerlos“.

La duda en lo que se está investigando es efectivamente quien es el autor de los disparos y a partir de eso poder hacer imputaciones, no solo al autor material, sino que también a aquellos que hayan ordenado el procedimiento“, dijo.

En tanto, en las redes el ex fiscal señaló que “Tras cinco meses del estallido social y más de 400 lesionados oculares sus controles internos estiman que no hay falla alguna en sus procedimientos. Somos tontos hasta las 12”, escribió en su cuenta de Twitter.