Pastor evangélico condenado por abusos sexuales sigue realizando cultos con niños y sin mascarilla a pesar del coronavirus

Al ser detectados por un equipo de televisión los seguidores de este pastor atacaron a la prensa e incluso uno de estos "fieles" intentó atropellar a un camarógrafo con su vehículo.

Una denuncia hecha por el equipo periodístico de Chilevisión Noticias, reveló que el pastor evangélico Ricardo Cid Castro fue sorprendido realizando un culto en la comuna de La Pintana, pese a las prohibiciones de este tipo de actividades por parte de la autoridad y el llamado a permanecer en casa producto de la emergencia por la pandemia de coronavirus.

Este religioso se hizo conocido hace algunos años por tener a un grupo de personas convencidas que podía hacer llover oro, con diversos trucos evidentes. Además, en el año 2015, fue condenado a siete años de cárcel como autor de delito de abuso sexual a una persona menor de 14 años, en carácter de reiterado y en grado de consumado.

De acuerdo al reportaje televisivo, el pastor Ricardo Blanco vendría haciendo estos cultos desde el pasado 29 de marzo, cuando las cuarentenas y el coronavirus estaba atacando con todo no sólo al país, sino al mundo.

Publicidad

Precisamente, este domingo 12 de abril ofició uno en la comuna de La Pintana, donde llegó un grupo de 50 personas, entre ellos niños y adultos mayores, sin ninguna medida de seguridad y en una comuna lejana a la de Estación Central, donde pertenece este grupo.

Al ser sorprendidos, todos los feligreses se retiraron, incluso en la locomoción colectiva y sin medidas de protección. Uno de ellos que se retiró en vehículo, intentó atropellar al camarógrafo en su salida.

Respecto a este caso la alcaldesa de la Pintana, Claudia Pizarro (DC), llegó hasta el cuestionado centro de eventos donde se realizó un culto evangélico la semana pasada, para anunciar que clausurará el recinto por no contar con las medidas sanitarias respectivas frente al Covid-19.

Además la edil anticipó que se querellará en contra de esta iglesia liderada por el pastor Ricardo Cid.