Luego de 9 meses detienen a Carabinero acusado de hacer perder sus dos ojos a Gustavo Gatica

Fiscal a cargo del caso afirmó que "había una intención de castigar" por parte del individuo identificado como el Teniente Coronel Claudio Crespo, quien disparó más de 170 cartuchos de escopeta ese día y siguió participando en represión a protestas hasta el 26 de junio de este año. Se le imputan los delitos de apremios ilegítimos, lesiones graves y gravísimas.

Este viernes 21 de agosto, luego de más de nueve meses de ocurrida la agresión, se logró la detención del teniente coronel Claudio Crespo, identificado como ‘G-3’, luego de ser individualizado como el autor de los disparos al rostro de Gustavo Gatica, causándole lesiones que provocaron la pérdida de ambos globos oculares.

Los hechos ocurrieron el viernes 8 de noviembre, cuando en el contexto del estallido social, se vivió una de las protestas más violentas en Plaza Italia, rebautizada como Plaza de la Dignidad por los manifestantes, donde el autor material de la agresión disparó 170 cartuchos de perdigones.

Un caso que dio que hablar a nivel mundial respecto a las violaciones a los DDHH y violencia utilizada por los agentes policiales contra los opositores del Gobierno de Sebastián Piñera en contra de sus opositores, con el fin de disuadirlos de seguir manifestándose en las calles.

Publicidad

Pese a ser identificado como el oficial que más veces disparó, el teniente coronel Claudio Crespo siguió trabajando en las FF.EE. de Carabineros, hasta el pasado 26 de junio, cuando la institución informó que fue dado de baja.

El Fiscal Francisco Ledezma pidió prisión preventiva contra el ex funcionario, asegurando que percutó los disparos al tercio superior de los manifestantes y en momentos que “no existía riesgo alguno para la integridad de carabineros”.

“Había una intención de castigar”, aseguró el fiscal Francisco Ledezma al entregar los antecedentes por los cuales se decidió formalizar al ex carabinero Claudio Crespo por su presunta participación en los delitos de apremios ilegítimos, lesiones graves y gravísimas a Gustavo Gatica, estudiante de psicología quien perdió la visión de ambos ojos tras recibir el impacto de dos perdigones de goma.

El fiscal aseguró que el ex carabinero -también sindicado como G-3- habría tenido responsabilidad directa en la serie de lesiones que causaron la perdida total de la visión del estudiante. 

Los proyectiles causaron las siguientes lesiones: trauma ocular severo, amaurosis bilateral, estallido ocular en ojo izquierdo y contusión ocular grave en el ojo derecho, hemorragia vítrea densa sin desprendimiento de retina y sin percepción de luz en ojo derecho, además de herida perforante conjuntiva cantal derecha, fractura de pared ortibtraria medial derecha, lesión lacerante de párpado superior izquierdo, herida perforante en cornea y esclera con perdida de sustancia en ojo izquierdo.