PDI detiene a banda criminal “Las Américas” y recupera $900 millones en electrodomésticos robados

En un operativo realizado por la PDI, se detuvo a una conocida banda criminal llamada "Las Américas", la que se caracterizaba por robar electrodomésticos en bodegas, en la comuna de San Bernardo.

El Ministro del Interior, Rodrigo Delgado, junto con el director de la PDI, Héctor Espinosa, destacaron el resultado de la operación “Las Américas”, en donde anoche se detuvo a 33 personas.

Este operativo, se trata de una investigación realizada por detectives de la Brigada Investigadora de Robos (Biro) Centro Norte, luego del robo avaluado en más de $900 millones a unas bodegas de electrodomésticos en la comuna de San Bernardo.

El ilícito fue cometido la madrugada de este domingo, cuando la organización criminal realizó un robo con intimidación en la empresa logística de electrodomésticos Thomas, en dicha comuna. Los antisociales usaron vehículos y camiones de alto tonelaje de una empresa ficticia, para sustraer la millonaria cantidad de productos.

Publicidad

Tras esto, la Biro de la PDI ubicó en la comuna de Lampa un galpón, donde la organización acopiaba y distribuía las especies. En el lugar se logró concretar la detención de 33 personas y la incautación de 11 vehículos y camiones utilizados para la realización de los delitos.

Antecedentes de Las Américas

La banda es una de las organizaciones criminales de mayor envergadura desarticuladas por la PDI en los últimos tiempos. Ya que esta se dedicaba a los robos y robos con intimidación de empresas comerciales y bodegas de almacenamiento de artículos electrónicos, computacionales y otros bienes comercializables. 

Los integrantes de esta banda es destacada por su liderazgo ya que estaba integrada por cinco sujetos de alto compromiso delictual, con antecedentes policiales por robos, homicidios y otros delitos.

Negocios de los transportes

La banda delictual inició actividades en el rubro de transportes y arriendo de establecimientos deportivos y bodegas, con el propósito de blanquear sus actividades ilícitas y utilizar vehículos y camiones de alto tonelaje para cometer delitos y el posterior transporte, acopio y distribución de las especies robadas.

El dinero recaudado de los robos les permitió infiltrarse en las empresas a través de guardias de seguridad o empleados quienes les entregaban información privilegiada de la vulnerabilidad de sus víctimas. Mientras tanto, el resto de los integrantes eran utilizados como brazos operativos, autores materiales de los robos, transportistas, seguridad para el almacenamiento, custodia y distribución de las especies robadas.

Por último, a la banda criminal se le adjudica la participación en otros dos delitos, uno de ellos ocurrido en octubre de 2020, en una importadora de perfumes de la comuna de Estación Central, donde sustrajeron especies avaluadas en más de $1.000 millones. De la misma manera, actuaron en otras tres bodegas de Quilicura, donde sustrajeron computadores y máquinas de ejercicio, avaluadas en más de $200 millones.