Tras 8 años de tramitación se promulgó la nueva Ley de Migración

Esta permitirá una migración de manera ordenada, segura y regular, permitiendo esclarecer los deberes y derechos de los migrantes que arriben a Chile, entre otras modificaciones.

El domingo recién pasado, el Presidente Sebastián Piñera promulgó la nueva Ley de Migración, la cual pretende asegurar una migración de manera ordenada, segura y regular, permitiendo esclarecer los deberes y derechos de los migrantes que arriben a Chile.

En el ámbito regional, el Intendente Rodrigo Saavedra señaló “Hoy hay reglas claras para el proceso de migración que se ha presentado con mucha fuerza durante los últimos años (…) agradecer a los diputados de nuestra región que llevaron adelante junto al gobierno esta ley“.

A su vez, Carmelo Carmona, Doctor procedente de Venezuela radicado en Antofagasta desde el año 2017, se refirió a su experiencia migratoria, expresando “Yo llegué a Chile hace aproximadamente tres años, luego de pasar por una serie de trámites y requisitos, presentar varios exámenes, los cumplí todos de manera exitosa (…) Mi historia tiene un final feliz, pero no son iguales, hay historias de familias que se arriesgan, que pierden la vida, lo cual no podía seguir pasando“.

Publicidad

Un hecho común, según relató, es que muchos migrantes no ven a sus familias por años, situación que mejorará a raíz de la ley promulgada.

PRINCIPALES MODIFICACIONES

La Ley de Extranjería pasará a Ley de Migraciones, donde el Estado deberá promover los derechos de los extranjeros, así como también sus deberes y obligaciones. Sincerando las razones que lleven a estos a ingresar al país.

Bajo este contexto, los extranjeros y extranjeras que ingresen al territorio con fines de vivir en el, podrán pedir visa en los consulados y así tener su cédula de identidad desde el primer día. En tanto, existe un catálogo flexible de visas, que permite un adecuado control y regularidad de la migración, planificando con los gobiernos locales y regionales su integración y desarrollo laboral.

Asimismo, se facilitarán las expulsiones administrativas, al no ser necesario realizar denuncias penales por el ingreso, de manera que se desincentiva el uso de pasos no habilitados para entrar a Chile.