Arackar licanantay: Presentan nueva especie de dinosaurio encontrada en el desierto de Atacama

El ejemplar hallado en el norte de nuestro país corresponde a un subadulto, y su esqueleto no está completo; consta de un fémur, un húmero, isquion y elementos vertebrales del cuello y espalda.

El día lunes presentaron el hallazgo paleontológico de Arackar licanantay, perteneciente a la familia de titanosaurios y tercero del grupo no aviar descubierto en Chile junto a Atacamatitan chilensis y el Chilesaurus diegosuarezi.

El descubrimiento de este ejemplar fue en los años 90 en la región de Atacama, a 75 km al sur de Copiapó aproximadamente, a cargo del geólogo Carlos Arévalo en conjunto con personas del Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin).

Según el Museo Nacional de Historia Nacional (MNHN), el Arackar licanantay (nombre que significa “osamentas atacameñas” en lengua kunza), habitó en lo que hoy es la región de Atacama, durante la parte final del periodo Cretácico, es decir hace 80 a 66 millones de años atrás. Tenía unos 6.3 metros de longitud total estimada, lo que significa que habría correspondido una especie de menor tamaño con relación a muchos titanosaurios. El ejemplar hallado en el norte de nuestro país corresponde a un subadulto, y su esqueleto no está completo, consta de un fémur, un húmero, isquion y elementos vertebrales del cuello y espalda.

Publicidad

David Rubilar, Jefe del Área de Paleontología del Museo Nacional de Historia Natural, recalca la trascendencia del hallazgo pues el Arackar licanantay “corresponde al tercer dinosaurio no aviar descrito y reconocida para Chile, después de Atacamatitan chilensis y Chilesaurus diegosuarezi, lo que constituye un hito relevante para el patrimonio paleontológico chileno. Además el grupo de los titanosaurios es muy amplio y diverso, con reiterados hallazgos en lo que hoy es Argentina y Brasil, sin embargo, es mucho menos frecuente encontrarlos en este lado de la cordillera, hay muy pocos registros de titanosaurios en nuestro territorio, lo que hace del Arackar licanantay un hallazgo muy valioso”.

En el artículo trabajaron el Museo Nacional de Historia Natural, La Universidad de Chile y el Laboratorio de Dinosaurio de la Universidad de Cuyo, Argentina y fue publicado en la revista Cretaceous Research.