El pálido adiós de Piñera: Anuncia matrimonio igualitario pero minimiza violaciones a los DDHH y rechaza indulto a presos del estallido social

El Presidente Sebastián Piñera realizó este martes su última cuenta pública presidencial, instancia en la cual realizó algunos anuncios, como también minimizó una vez más las violaciones a los DDHH cometidas durante su gobierno en el marco del estallido social, a la vez que insistió en negar la existencia de presos políticos en el país.

Matrimonio igualitario

Sobre el el matrimonio igualitario, el Mandatario señaló que “el desarrollo integral e inclusivo, aquel que no deja abandonado a ningún compatriota, se construye de a poco, todos los días, con libertad, con esfuerzo, con paciencia, con respeto, con trabajo y con solidaridad”.

Pienso que ha llegado el tiempo de garantizar esa libertad y esa dignidad a todas las personas. Pienso que ha llegado el tiempo del matrimonio igualitario en nuestro país. Por estas razones anunciamos hoy que pondremos urgencia al proyecto de ley que lleva años en el Congreso y que establece el matrimonio igualitario en Chile. De esta forma todas las personas, sin distinguir por orientación sexual“, indicó.

Publicidad

Estallido social y Presos Políticos

En relación a las movilizaciones en el país respaldadas transversalmente por la amplia mayoría del país desde el 18 de octubre del año 2019, el Presidente indicó que se trató de Un estallido social en demanda pacífica de mayor justicia, mayor igualdad de oportunidades, menos abusos, más dignidad y menos privilegios”, sin embargo insistió en vincular las movilizaciones ciudadanas a la “ola de violencia irracional” que llevó “a grupos minoritarios y delictuales a quemar o destruir 118 de las 136 estaciones del Metro”.

Respecto a la pisión política de sus opositores que se manifestaron desde octubre del 2019, Piñera manifestó que “en Chile no hay presos políticos, porque en Chile no hay ninguna persona que esté privada de libertad por sus ideas. Hay personas privadas de libertad, por decisión de tribunales independientes, por delitos graves como homicidio frustrado, lanzamiento de bombas molotov, incendio con resultado de muerte y otros. En consecuencia, nos oponemos a una ley de indulto o amnistía“, dijo enfático el Mandatario, rechazando el proyecto de indulto respaldado por los presidenciables Gabriel Boric (FA) y Daniel Jadue (PC), y por los constituyentes electos por la Lista del Pueblo y Listas Independientes, quienes cuentan con el respaldo mayoritario del país.

Asimismo, Piñera reconoció tibiamente las violaciones a los DDHH en el país, afirmando que “condena total a toda forma de violencia y atropellos a los derechos humanos, y expreso mi más profunda solidaridad con todas sus víctimas, civiles y uniformados”, insistiendo de esta forma en la tesis del empate, donde los agentes del estado armados habrían resultado tan dañados como los manifestantes. No obstante, reconoció que “hubo casos donde no se respetaron los protocolos, reglamentos e instrucciones recibidas y se cometieron delitos, abusos y atropellos”.

Por lo anterior, Piñera anunció la creación de una “Fiscalía Especializada en delitos contra los Derechos Humanos“, incrementando además “los recursos para el Servicio Médico Legal, lo que permitirá facilitar sus funciones. Asimismo, incrementaremos los recursos del Instituto Nacional de Derechos Humanos y la Defensoría de la Niñez“.

Reacciones

En la región, hubo mayormente cuestionamientos a la última cuenta pública del mandatario. La Diputada por Antofagasta, Catalina Pérez, señaló que “es triste el lavado de imagen que Piñera trató de hacer a su gestión desconociendo las graves vulneraciones de DDHH y el irresponsable manejo de la crisis sanitaria”.

Por su parte el Diputado Esteban Velásquez señaló que Piñera “está lejos de la mirada de un estadista. No se hace cargo de la realidad del país”.