Con destino a Caracas: Migrantes detenidos en Antofagasta fueron expulsados este domingo

Estas personas fueron detenidas entre las 6 y las 7 de la mañana del sábado desde sus trabajos y viviendas.

Créditos: Diario U de Chile

Durante la mañana de este domingo 6 de junio, el Gobierno, a través de la nueva Ley de Migraciones promulgada el pasado mes de abril, expulsó de Chile a más de 50 personas de nacionalidad venezolana, de los cuales 37 se encontraban de manera irregular en el país, por medio de vuelo con destino a Caracas.

El total de 56 ciudadanos extranjeros que vivían en Santiago, Tarapacá y Antofagasta, fueron sacados de sus viviendas y trabajos entre las 6 y las 7 am del sábado, para ser trasladados hasta la Jefatura Nacional de Migraciones y Policía Internacional. Posteriormente estuvieron detenidos en el cuartel de la Policía de Investigaciones durante la noche, siendo trasladados esta mañana al Aeropuerto de Iquique para su expulsión.

El Servicio Jesuita Migrante (SJM) denunció este hecho a través de sus redes sociales e instó al gobierno a detener la acción y respetar la justicia y el proceso adecuado. 

Publicidad

Proceso arbitrario  
Según el SJM este grupo de personas sufrió una detención aleatoria y no cuentan con antecedentes penales, sin embargo, el ministro del interior, Rodrigo Delgado, en conversación con CNN Chile afirmó que “no estamos hablando de presunciones. Hay una veintena de personas que están condenadas y van a conmutar sus penas con la expulsión. Algunas están ligadas al tráfico de menores, si alguien me puede decir si hay un delito más complejo que ese, creo que está dentro de los cinco que uno puede catalogar como más complejo”. 

De igual manera el organismo denunció a través de sus redes sociales que este acto contradice el derecho internacional y que “Observamos con indignación cómo niños pequeños ingresan a despedirse de personas migrantes que serán expulsadas colectivamente”. 

Ley de Migraciones 
El gobierno de Sebastián Piñera promulgó en abril la nueva Ley de Migración que exige a los extranjeros obtener visas en sus países de procedencia con la finalidad de evitar que entren al país como turistas y cambien su estatus migratorio para buscar trabajo. 

La Organización de las Naciones Unidas ya se había pronunciado ante este hecho en mayo, señalando en sus redes sociales que “el gobierno de Chile ha de detener de inmediato estas expulsiones colectivas de inmigrantes ya que estos tienen derecho a una evaluación individual de sus casos”. Todo esto luego de que Piñera anunciara un proceso con el que pretende expulsar a unos 1.500 extranjeros durante 2021 en 15 vuelos distintos, amparándose en la nueva Ley de Migración, la que facilita las deportaciones. 

Esta ley explica que quienes entraron de forma ilegal tienen un plazo de 180 días para marcharse del país de forma voluntaria, sin ningún riesgo de sanción, y así podrán solicitar un documento para poder reingresar de manera regular en cualquier consulado chileno en el extranjero. No obstante, según consigna el portal de Meganoticias, desde la nueva ley no han pasado 180 días, sino que, desde su promulgación el 12 de abril han pasado 55 días.