“Hasta que valga la pena vivir”: Impactante discurso de Constituyente Alejandra Pérez y su lucha contra el cáncer de mama

Alejandra Pérez se presentó en sesión de la Convención Constitucional con su torso descubierto, mostrando su cicatrices tras luchar contra el Cáncer de Mama, además llevaba escrita la frase "Hasta que valga la pena vivir" sobre ellas.

Imagen: La Red

El viernes 22 de octubre, en una semana donde comenzó la discusión de fondo de los contenidos de la Convención Constitucional, los constituyentes están dando sus discursos frente al pleno de la instancia, exponiendo sus ideas y propuestas, las cuales consideran que debieran ser integradas en la carta magna.

Dentro de ellos, uno de los más comentados fue el de la constituyente por el distrito 9, Alejandra Pérez, quien se presentó frente al pleno de la Convención con su torso desnudo, dejando ver sus marcas producto del cáncer de mama, con la frase “Hasta que valga la pena vivir” escrita en él.

La constituyente dio un discurso lleno de emoción y distintas aristas, tocando el tema del despertar de Chile, las víctimas del Estallido Social, la diferencia del gobierno, la desigualdad social y la precariedad de la salud pública.

Publicidad

Al respecto, Alejandra hizo una dura critica a la forma de distribuir la riqueza en Chile y dejando en evidencia la desigualdad social existente, “Jóvenes sin universidades, niños en las calles, mujeres con trabajos precarios, pensionados en la miseria, cáncer sin cura en el sistema público. Ni hablar de los derechos. La plata sobra, pero se reparte como un embudo. La parte más grande para pocos y la parte más pequeña para muchos”.

Además, criticó fuertemente el sistema de salud del país, aludiendo que es sólo para quienes la pueden pagar, mencionando que sentía culpa por poder costear el tratamiento contra el cáncer, “La culpa la sentí desde el diagnostico. Culpa por sanar, culpa por poder tener una cama, medicamentos y horas de atención. Culpa por aquellas que no tienen plata para una mamografía, culpa por estar en el sistema privado de salud”.

A lo que continúo diciendo, “¿Por qué tengo que sentir culpa, si todos deberíamos tener derecho a la salud?, porque cuando hablamos del derecho a la salud, se tiene que traducir en el derecho a la vida”.

Las palabras de Pérez fueron aplaudidas por sus compañeros y compañeras de la convención, pero también dejó una larga lista de reacciones y comentarios a través de las redes sociales, donde las personas también mostraron lo que pensaban frente a este discurso.