Duro golpe al mentón de Evelyn Matthei desde Antofagasta

“La Ministra del Trabajo pretende culpar a quienes luchan por condiciones de vida dignas y saludables para sus familias, principalmente sus hijos, de ser responsables por la falta de trabajo en la zona, como si fuese un delito defender sus intereses más básicos como es la supervivencia y la dignidad”, señalaron desde el Movimiento Amplio de Acción Ciudadana de Antofagasta.

Las declaraciones de Matthei criticando a los habitantes de Freirina por el cierre de la Plantade Agrosuper causan preocupación en los movimientos sociales.

El Movimiento Amplio de Acción Ciudadana de Antofagasta (MAAC) expresó su completo respaldo a los habitantes de Freirina, que se movilizan contra los malos olores emitidos por la planta procesadora de cerdos de Agrosuper, y manifestaron su rechazo al actuar de la ministra del trabajo, Evelyn Matthei, por expresar su respaldo a la empresa.

Mediante una dura declaración pública, el movimiento social de La Perla del Norte expresó que “en relación a los últimos acontecimientos registrados en la planta faenadora de cerdos de la empresa Agrosuper en Freirina y la reciente aprobación de la planta termo eléctrica Punta Alcalde en Huasco, ha quedado absolutamente demostrado que con los habitantes del norte de nuestro país, no se tiene ninguna consideración y menos a su medio ambiente y peor aún, al respeto a sus condiciones de vida, lo cual nos hace tremendamente vulnerables ante la presión de los intereses de los grandes grupos económicos”.

Asimismo dirigió sus dardos a la hija del Comandante en jefe de la FACH durante la dictadura, indicando que ven con asombro “como la Ministra del Trabajo, pretende culpar a quienes luchan por condiciones de vida dignas y saludables para sus familias, principalmente sus hijos, de ser responsables por la falta de trabajo en la región, como si fuese un delito defender sus intereses más básicos como es la supervivencia y la dignidad”, afirman enfáticos.

Publicidad

En la misma línea los integrantes del movimiento, que incluye a vecinos, académicos y dirigentes sociales, señaló que el estado pretende lavarse las manos ante la responsabilidad de proteger y desarrollar el país integralmente, y no sólo en las localidades donde se concentra la mayor cantidad de votos, citando el caso de Tocopilla, Mejillones y Totoral, además del daño producido a los glaciares, la depredación del mar, el cambio de las temperaturas de las aguas debido a los procesos de las termoeléctricas y la contaminación de la minería.

Por esta razón indican que el actuar de los sucesivos gobiernos “ha llevado a la región norte de nuestro país y a sus habitantes a pagar un alto precio que condiciona la calidad de vida y la salud de sus habitantes, en beneficio de intereses comerciales de unos pocos en desmedro del bienestar de muchos, hipotecando el futuro de las nuevas generaciones nortinas”.

Finalmente en su declaración, el movimiento hace un llamado a la comunidad antofagastina a reflexionar y levantar la voz en defensa de los afectados. “Esta situación se seguirá repitiendo en el futuro, si la comunidad no se organiza para denunciar y rechazar estos abusos”, concluyen.