Lanzan campaña para evitar las descargas “ilícitas” de música desde Internet

Más de 3 mil 500 personas ya han sido notificadas por infracciones a la Ley de propiedad intelectual, luego de las modificaciones del año 2010, que permiten a las empresas proveedoras hacer un seguimiento a las actividades de los usuarios, en un hecho que desata polémica por la vulneración a la privacidad en internet.

La Asociación de Productores Fonográficos de Chile (IFPI Chile), inició una nueva campaña en contra de las descargas “ilícitas” de música desde internet y la utilización de programas P2P, desde los cuales los usuarios intercambian material audiovisual en forma gratuita, con el fin de incentivar que el material musical sea comprado por los usuarios mediante las vías legales.

Según argumenta la organización empresarial, más del 70% de los usuarios que tienen en sus computadores programas para bajar música, desconocen que terceros pueden hacer uso de sus archivos sin que se  percaten y que además están participando en una actividad que a su juicio “contraviene las disposiciones de las leyes de propiedad Intelectual o derecho de autor, afectando gravemente los derechos e intereses de los titulares de las producciones musicales, esto es, autores, artistas intérpretes y compañías discográficas“.

Asimismo, indican que el uso de plataformas de compartimiento de archivos, como es el caso de Ares, ocasiona un perjuicio perjuicio mensual para la industria es de $ 59 mil millones de pesos y el perjuicio fiscal solo por concepto de IVA de $ 11 mil millones de pesos.

Publicidad

Espionaje a los usuarios

Actualmente son alrededor de 7,1 millones los chilenos los que tienen conexión a internet, de los cuales 2,2 millones son fijas y de estas últimas ya se ha notificado más de 3 mil 500  por contravenciones a la ley de propiedad intelectual.

La modificación de la ley de propiedad intelectual realizada el año 2010, permite hacer un seguimiento a las actividades de los internautas chilenos actos y que el proveedor de servicio de internet (Telefónica, VTR,  Claro, Entel y otros), haga llegar una notificación advirtiendo que se ha detectado que desde su computador, y bajo su IP, se están realizando actividades ilícitas.

Una polémica normativa, que desde sus orígenes ha generado la molestia de los defensores del software libre y de la neutralidad en la red, argumentándose que estas prácticas no solo pasan por alto el derecho a la privacidad de los usuarios de Internet, sino que además tienen como objetivo último el satisfacer el fin de lucro y las utilidades de las empresas productoras multinacionales y los gigantes del Software.

Críticas de las cuales IFPI se defiende, señalando que conforman una institución internacional clave en el combate de los usos ilegales de música, por lo que desde el 2012 ha contratado servicios de monitoreos de las comunidades de P2P, que tienen acceso público a lo largo de todo Chile.

“Lo que pretendemos con las notificaciones, es que el usuario deje de utilizar y elimine los programas P2P de sus computadores y por otra parte, dar a conocer a los destinatarios de las mismas la conveniencia de modificar sus pautas de consumo de música, accediendo a la amplia oferta legal hoy existente en el país, con opciones de descarga y servicios de escucha a la carta, como ya lo hace la mayoría de los usuarios chilenos”, explica Richard Godoy, Gerente de IFPI Chile.

Un tema que desde ya promete seguir siendo tema de debate en el país, debido al conflicto entre los autores y empresas defensoras del derecho a la propiedad en la red, en contra de aquellos que defienden una Internet libre y en donde se puedan intercambiar archivos en forma gratuita, como sucede hasta ahora.