Ballesteros propone un “federalismo atenuado” para descentralizar Chile “de verdad”

El candidato loíno dijo que la deuda de más de 30 mil millones de pesos que el nivel central mantiene con la región, evidencia la necesidad de cambios profundos.

El candidato a diputado por el Distrito 3, Miguel Ballesteros, dijo que la única forma de descentralizar Chile, es instaurando un federalismo atenuado en el país, puesto que el actual sistema de regionalización ya no responde a las necesidades de los territorios.

El candidato loíno hizo las declaraciones, en medio de la polémica por los más de 30 mil millones de pesos que el gobierno central adeuda a la Región de Antofagasta, para la ejecución de proyectos a través del Consejo Regional.

“El orden actual ya no da respuesta, desde el centro existe una indolencia para con las regiones y la deuda que el nivel central mantiene con nuestra región evidencia la necesidad de cambios profundos, pues nos muestra cómo se postergan recursos para nuestra zona y la incapacidad de la autoridad regional para levantar la voz, porque no es más que un peón de quien concentra todo el poder en Chile; este es un país hiperpresidencialista”, expuso Ballesteros.

Publicidad

“Ya no basta con retoques, tenemos que cambiar el orden territorial, no se nos puede seguir despreciando a los ciudadanos de las regiones. Los progresistas promovemos un modelo de federalismo atenuado para descentralizar de verdad, donde podamos elegir a nuestras autoridades regionales, donde podamos incidir en la forma en que se explotan las riquezas de nuestros suelos y en cómo se distribuyen los recursos. Estamos hablando de un sistema semipresidencial, donde surge la figura de un primer ministro”, explicó el postulante del PRO a la Cámara Baja.

“Cuando decimos que queremos transformar Chile también desde nuestro Norte, de esto se trata, de cuestionar el modelo y proponer transformaciones profundas; no puede ser que las decisiones que afectan a nuestra región las sigan tomando conservadoras cúpulas de poder”, concluyó Miguel Ballesteros.