La UDI designa a Evelyn Matthei como candidata presidencial

En el gremialismo indican que tiene condiciones para “convocar y generar el mayor grado de unidad”. En RN ya se critica que no se haya conversado previamente para buscar un candidato de consenso entre ambos partidos del oficialismo.

mattheiEvelyn Matthei, ministra del Trabajo de Sebastián Piñera, fue designada este sábado como candidata de la oficialista Unión Demócrata Independiente (UDI) a las elecciones presidenciales del próximo noviembre en Chile,

“La Comisión Política de la UDI ha resuelto en forma unánime pedirle y nominar a Evelyn Matthei como nuestra candidata presidencial para las elecciones de noviembre. Lo hacemos en la perspectiva que creemos que ella es una candidata ganadora y que debe generar el mayor grado de unidad posible”, indicó Partricio Melero, Presidente de la colectividad de derecha.

No obstante, la anhelada unidad de la derecha que promueve el gobierno, parece estar aún lejos, según las primeras reacciones.

Publicidad

Parlamentarios y dirigentes de Renovación Nacional (RN), que con la UDI conforman la alianza oficialista, acusaron a esta última de “imponer” a Matthei y de arrastrar al sector a presentar dos candidatos en noviembre, entregando el triunfo “en bandeja” a la opositora Michelle Bachelet, favorita de las encuestas.

“Ellos quieren llegar a la primera vuelta con dos candidatos, eso le va a hacer mal a la alianza y nosotros no seremos responsables”, recalcó el senador Francisco Chahuán, que aseguró que RN, en procura de la unidad, propuso incluso nombres de la propia UDI, lo que fue ratificado por el presidente de su partido, Carlos Larraín.

“La primera impresión que da esta nominación es que es poco prudente, porque estamos haciendo esfuerzos importantes de unidad reales, no cantos de sirena que nadie escucha”, comentó en tanto el diputado Cristián Monckeberg al canal CNN Chile.

Pinochetismo con rostro de mujer

El nombramiento de Matthei, de 59 años e hija de un general de Aviación que integró la Junta Militar durante la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990), fue “unánime”, destacó Patricio Melero, presidente de la UDI, al término de una reunión de la directiva del partido.

La designación de la ministra, conocida por su carácter fuerte, se produjo después de que Andrés Allamand, de Renovación Nacional (RN), dijo que aceptaría ser candidato presidencial del oficialismo, pero sólo “en un marco de unidad” del sector.

La derecha perdió el pasado día 17 a su postulante a La Moneda (sede de Gobierno), Pablo Longueira, también de la UDI, que renunció a la candidatura debido a una depresión.

En una declaración a la prensa, Allamand, derrotado en las primarias del 30 de junio por Longueira, subrayó que no será candidato si ambos partidos no llegan a un acuerdo sobre un postulante único a las presidenciales.

Patricio Melero, al dar a conocer la nominación de Matthei, afirmó que la UDI tiene “la plena convicción de que la elección presidencial de noviembre está abierta, que es posible triunfar”.

Aunque ambos partidos han manifestado que deben afrontar con un candidato único las elecciones, tras la designación de Matthei aumentaron los roces, aunque en teoría deberían acordar un mecanismo para elegir un candidato único, entre Allamand y Matthei.

Según Monckeberg, “lo lógico era sentarse a conversar entre las dos directivas para poder buscar el mejor nombre de consenso y no tratar de imponer un nombre a como dé lugar”.

Carlos Larraín abogó también por un mecanismo que permita la designación por consenso de un candidato único.

En sus primeras declaraciones tras su nominación, Matthei trató de poner paños fríos al señalar que RN “tiene todo el derecho” de designar un postulante e instó a ambos partidos a encontrar un mecanismo para designar “a quien sea el mejor” como candidato único.

Bachelet es “ganable”

Junto con declararse “muy contenta” por su nombramiento, Matthei aseguró que la elección de noviembre “está completamente abierta” y que Michelle Bachelet “es totalmente ganable”.

Matthei, que habló a los periodistas tras reunirse en su casa con la directiva de la UDI, dijo que renunciará a su cargo cuando el presidente Sebastián Piñera, que se encontraba fuera de Santiago, regrese a la capital.

Entre los analistas, el nombramiento de Matthei es un duro golpe para RN y el propio Allamand, cuyo futuro como candidato quedó en veremos. “RN, si no es Allamand, no tiene otra chance”, dijo al Canal público (TVN) Patricio Navia, de la Universidad Diego Portales, para quien ese partido se verá “obligado” a apoyar a la ministra.

“Lo único peor a apoyar a Evelyn Matthei es competir con ella y perder”, indicó Navia, mientras el politólogo Patricio Gajardo consideró que “Allamand “no tiene ninguna posibilidad” de ser el candidato unitario de la derecha y “está haciendo una especie de saludo a la bandera”.

Algunos medios  ya apuestan a una batalla electoral entre dos mujeres por la presidencia de Chile en noviembre, entre Matthei y la exmandataria Michelle Bachelet, quienes son hijas de militares (sus padres pertenecían a la Fuerza Aérea) y de niñas fueron amigas.

La diferencia es que el general Alberto Bachelet, el padre de la expresidenta, tras el golpe de Pinochet en 1973 murió en la cárcel a causa de las torturas que le aplicaron en la Academia de Guerra aérea, cuyo director era Fernando Matthei, el padre de Evelyn, que más tarde fue comandante en jefe de la Aviación y miembro de la Junta Militar.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here