Carrera a dos carruajes: La calle o la Reforma

3 santiago 2
 
 
Masivas marchas coparon las principales arterias de importantes ciudades del País el pasado 21 de agosto en la convocatoria nacional por la educación gratuita, a su vez, la Confederación de estudiantes de Chile (CONFECH) mostró su descontento con la política de “consensos” que intenta llevar adelante el gobierno y la derecha por la reforma educacional.

25 mil estudiantes según el gobierno, 80 mil según los convocantes, sólo en la Capital. Antofagasta sumó su convocatoria con 2 mil personas, Temuco con 4 mil, Concepción con 3 mil personas entre estudiantes, centrales de trabajadores como la CUT y el Colegio de Profesores de Chile.  Fue un 21 de agosto que dejó de manifiesto un gran descontento frente a la reforma.
 
Estas cifras son irrefutable indicador que el movimiento estudiantil chileno continúa siendo un movimiento de masas en su lucha por una educación gratuita y estatal, demanda implantada en las movilizaciones del 2011. La prensa a nivel nacional hablo de masivas marchas, diversos enfrentamientos con la policía y fuertes criticas a una reforma educacional propuesta por un gobierno que pareciera no salir de su inestabilidad.

La carrera
Mientras que la derecha se encuentra en las calles mediante la CONFEPA (Confederación de padres y apoderados de colegios particulares subvencionados), haciendo una presión efectiva y que trae a colación diversos paisajes de principios de la década de los 70’ –a una escala muy menor-, este 21 de agosto marcó un punto de inflexión dentro de la situación política nacional y su principal debate abierto: La reforma educacional.Dos carruajes se disputan en la arena política sobre esta reforma: O la lucha por la “Legitimidad social” que busca el Ministro de Educación Nicolás Eyzaguirre a través de su “Mesa social por la educación”, donde diversos sectores de la CONFECH (Confederación de estudiantes de Chile) entre criticar o no profundamente al régimen denominados “Ultras” y “Moderados” vienen en un “gallito” interno, o, la continuidad de la lucha por las demandas que el movimiento estudiantil impuso mediante movilizaciones el año 2011: por una educación gratuita, laica, estatal, intercultural, no sexista e irrestricta.
“Ultras” y “Moderados”
 
La disputa entre las tendencias dentro de la CONFECH se resolvió parcialmente el pasado sábado 23, en el Salón Víctor Jara de la Universidad de Santiago, cuando mediante 1 voto de diferencia (15 votos por bajarse y 16 por continuar en la mesa) la Confederación se mantiene dentro de la “Mesa social por la educación”.
Los analistas hablan de un “nuevo respiro” que mantendría las relaciones de fuerzas favorables al gobierno de Michelle Bachelet. El bloque de conducción, conformado por la Unión Nacional Estudiantil, Izquierda Autónoma y el Frente de Estudiantes Libertarios viene en un momento de desestabilización: La posterior bajada de la UNE de la mesa de dialogo ciudadano es una muestra de ello.
Aun así existe el desconcierto entre la denominada “Ultra” donde impero la abstención, así como también los votos en contra de la mesa, pero que mas allá del descontento no se expresa en políticas palpables hacia el conjunto del Movimiento estudiantil.

4 valpo 3