Diputada Nuñez se suma a ofensiva conservadora contra el aborto terapeutico

Políticos de la Alianza y parte de la DC, desean que Chile se mantenga como uno de los 7 países del mundo que defienden el ‘derecho’ de los violadores a ser padres y encarcelan a las mujeres que interrumpan embarazos en todos los casos, incluso cuando está en riesgo la vida de la madre y el feto.

unnamed

La diputada por Antofagasta Paulina Nuñez (RN) junto a otros parlamentarios conservadores, expresaron su rechazo al proyecto que despenaliza el aborto terapeutico en caso de violación, riesgo de vida para la madre o el feto.

Publicidad

En compañia de la diputada, Andrea Molina, la Agrupación Quiero Nacer y otros miembros de la alianza y el ala consevadora de la Democracia Cristiana, los políticos expresaron su anhelo de que Chile se mantenga como uno de los 7 países en todo el mundo que prohiben a la mujer optar por interrumpir el embarazo en todos los casos.

Hoy venimos a rechazar tajantemente la legalización de la interrupción del embarazo y a  solicitar tanto mayor consecuencia en el discurso del gobierno como un compromiso real con el género“, indicó Andrea Molina.

En esa misma línea,la diputada Paulina Núñez emplazó a la Presidenta a cambiar el programa que avanza en derechos para las mujeres y por el contrario, impulsar una denominada “Agenda Pro Vida”.

Queremos exigirle a la Presidenta de la República y a sus ministros que, con la misma urgencia y premura que está hoy día legislando para despenalizar el aborto, empiece a trabajar por una Agenda Pro Vida. Para que ninguna mujer en Chile tenga que optar por el aborto, porque la criatura que está por nacer viene con una enfermedad costosa ,o porque no va a tener cómo hacerse cargo de su salud y educación”.

En definitiva,  queremos decirle a la Presidenta de la República que gobierne para todos, como lo hizo cuando se comprometió en campaña”, recalcó la parlamentaria, quien sin embargo se ha mostrado abiertamente a favor de la selección y el lucro que hacen los colegios particulares, que cobran altas sumas de dinero por brindar educación.

TOLERANCIA

Por su parte desde el gobierno, la Ministra de Salud, Carmen Castillo, indicó que “El proyecto no busca imponer ninguna opción a ninguna mujer, a ninguna persona”.

El gobierno lo que está haciendo al enviar este mensaje presidencial es cumplir una promesa del programa de gobierno, de campaña, y lo hace con respeto a aquellos que piensan distinto”, señaló por su parte la Ministra Ximena Rincón.

Además agregó que “cada persona, que cada mujer voluntariamente debe decidir qué hace. Pero no podemos negar de que estas puedan decidir en tres causales claras y específicas”, señaló.