Víctimas de anteriores tragedias de Pullman Bus denuncian irresponsabilidad de la empresa

Una cosa son las promesas frente a las cámaras, otra muy distinta es el trato que realmente entrega Pullman Bus a las víctimas de los accidentes que protagoniza. Así lo sienten las víctimas de otro fatal accidente carretero protagonizado por la misma empresa, que aún esperan que los tribunales exijan a la compañía asumir su responsabilidad por llevarles en un viaje que les cambió la vida.

En el marco de la conmoción que causó en el país la muerte de 15 personas luego del volcamiento de un bus de la empresa Pullman Bus, pasajeros que han sido víctimas de anteriores accidentes carreteros con consecuencias fatales protagonizados por la misma empresa, denuncian el estado de completo abandono en que los dejó esta compañía, en lo que respecta a su tratamiento médico y recuperación.

Mediante una carta enviada al Periódico El Ciudadano, un grupo de sobrevivientes de la tragedia carretera sucedida en Enero del 2010 en la carretera que une Arica y La Paz, que involucró a un bus de Pullman Bus y en el cual fallecieron 15 chilenos, denunció las promesas incumplidas de la empresa de buses interurbanos.

Pullman Bus en un primer momento prometió hacerse cargo de todos los gastos, ya sean remedios, tratámientos, controles, etc. Sin embargo a los días de volver a Chile, las personas de Pulman Bus nos obligaron a firmar un documento donde nos comprometiamos a no denunciar a la empresa por lo ocurrido. Por supuesto ninguno de nosotros firmó el documento y como consecuencia, se nos cortaron las prestaciones médicas a todos nosotros”, manifiesta la misiva en uno de sus párrafos.

Publicidad

Las víctimas del accidente mantienen una demanda contra la empresa, que aún descansa en tribunales sin resultados definitivos, mientras continúan lamentando los daños físicos y psicológicos del accidente que sufrieron.

El accidente de este sábado generó que se multipliquen los cuestionamientos a las medidas de seguridad que utilizan las empresas de buses interurbanos, que además planean subir sus tarifas producto de la Semana Santa, donde aumenta la venta de pasajes, así como también las críticas se extienen a las autoridades de transporte por la falta de fiscalización.