Sacó puntaje nacional en la PSU pero el gobierno lo dejó repitiendo

Alumno obtuvo máximo puntaje en la prueba de Historia y Geografía, pero a pesar de recibir ofertas de universidades, no puede aceptar ya que no le permitieron finalizar cuarto medio.

Un caso insólito es el que afecta al estudiante Xavier Alejandro Delgado Moreno, uno de los 148 estudiantes que obtuvo Puntaje Nacional en la Prueba de Historia y Ciencias Sociales, pero que por no inscribirse en el plan “Salvemos el año escolar” del gobierno, deberá repetir de curso.

El alumno del Liceo Barros Borgoño, de la comuna de Santiago, forma parte de los primeros estudiantes del país en irse a toma, situación por la cual recibieron como castigo el repetir de curso, ya que no se inscribieron en un plan del gobierno destinado a quebrar el movimiento estudiantil.

Sin dejarse amedrentar por las presiones y amenazas de repitencia,  los estudiantes del Barros Borgoño y otros liceos en toma del país decidieron rendir de todos modos la PSU el pasado 12 y 13 de diciembre, entre ellos Xavier.

Publicidad
Xavier Delgado

Así fue como recibió la sorpresa de que había obtenido el puntaje máximo, a pesar de estar más de 7 meses sin clases, echando por tierra las teorías levantadas desde el oficialismo, donde se tildó a los estudiantes movilizados de “flojos”.

Yo soy uno de los pocos que puede decir que sacó puntaje nacional y repitió“, explicó el estudiante a La Nación.

El caso de Xavier Delgado se suma al de Diego Cruz, egresado del Liceo Augusto D’Halmar, de la comuna de Ñuñoa, que fue uno de los 31 alumnos que obtuvieron 850 puntos en la prueba de Ciencias, a pesar de que el establecimiento en donde estudiaba estuvo seis meses en toma.

Cruz, se mostró partidario del movimiento estudiantil e insistió en que las movilizaciones no eran impedimento para preparar la prueba.

“Creo que el movimiento tiene que seguir, porque lo que se está buscando es algo bueno, es algo muy necesario en la educación en Chile. Ahora, tal vez a mí me fue bien en la PSU, pero ojalá que en el futuro no sea la PSU con lo que se tenga que entrar a la universidad”, señaló.

A nivel país, los puntajes nacionales bajaron de 520 a 316, pero  en Historia y Ciencias Sociales subieron de 30 a 148. Destacó el rendimiento de alumnos que participaron en el movimiento estudiantil, quienes acreditaron un sobresaliente desempeño en la PSU. El establecimiento que lideró la lista sigue siendo el Instituto Nacional, que estuvo casi todo el año en paro, con 17 alumnos obtuvieron los 850 puntos. Le sigue el Colegio Tabacura con 8 y luego el Camilo Henríquez con 6.

En tanto, como ha sido la tónica en años anteriores, a nivel regional se registró un número bajo de puntajes nacionales. Solamente 9 estudiantes obtuvieron el puntaje máximo, ocho de ellos de establecimientos privados.