Un verdadero terremoto político y comunicacional ha desatado la información de que la periodista Beatriz Sánchez salta de lleno a la carrera presidencial en el Frente Amplio. Mujer de radio, con más de 20 años de carrera, e impulsora de una nueva forma de comunicar, mucho más “cercana, potente y ciudadanista” ha puesto un sello activista y feminista en cada una de las editoriales que lee día a día en su programa matutino en Radio La Clave, columnas de opinión que en cuestión de segundos se viralizan y tienen un alto alcance en redes sociales.

Luego de que esta información se filtrara a la prensa, la periodista aclaró a través de su Twitter: “Transparencia: no estoy pensando ni me creo capaz de ser candidata presidencial. Soy y me proyecto como periodista”.

Pero a pesar de la negativa las fuerzas del Frente Amplio no se quedaron tranquilas y fueron principalmente el partido Revolución Democrática, del diputado Giorgio Jackson y Movimiento Autonomista, del parlamentario Gabriel Boric, los que mantuvieron una serie de encuentros con la periodista, con el fin de lograr que aceptara ser parte de las primarias del Frente Amplio.

Publicidad

Es así, como luego de que el sociólogo Alberto Mayol, se pusiera a disposición de la carrera presidencial por las fuerzas emergentes, y fuera proclamado y respaldado por el movimiento Nueva Democracia, liderado por el ex dirigente sindical Cristián Cuevas, que la periodista decidió dar el vamos a su carrera por las presidenciales.

En el marco de una de las reuniones claves del equipo electoral del Frente Amplio, en la cual se definirían distintos temas acotados a las elecciones de este año, entre ellos la presentación de las cartas parlamentarias y presidenciales de las distintas fuerzas al interior del conglomerado el rumor de que la carta de Sánchez estaba segura comenzaron a aumentar, junto con que afrontaría el desafío de la mano con Movimiento Autonomista y Revolución Democrática.

Periodismo sin pelos en la lengua

Beatriz Sánchez ejerce el periodismo hace más de 20 años y en su trayectoria ha sido reconocida por ser directa y sin pelos en la lengua a la hora de emitir una opinión respecto a temas que han calado hondo en realidad social y política del país. También, por impulsar un estilo de periodismo diferente, mucho más cercano y comprometido con distintas demandas sociales que se han levantado en los últimos años, entre ellas la movilización estudiantil del año 2011 que pedía a gritos educación pública, gratuita y de calidad, es más una vez confesó haber participado de algunas de las manifestaciones de ese año.

Tras titularse de la escuela de periodismo de la Universidad de Concepción su carrera se potenció detrás de los micrófonos en distintas radioemisoras del país, pasó por Radio BioBio, Cooperativa, Radio Chilena y ADN Radio, radial al que renunció tras una serie de denuncias por irregularidades en el trato con los trabajadores, al igual que su entonces pareja de programa Fernando Paulsen.

En el año 2014, luego de dar vida y conducir el noticiario de La RED, “Hora 20”, fue reconocida como “la Mejor Conductora de Noticias” en los premios Fotech-Terra y durante el 2016 recibió el premio Raquel Correa, entregado por la Asociación Nacional de Mujeres Periodistas (ANMP).

 

Feminista y activista

La lucha del movimiento estudiantil no es la única con la cual se ha reconocido a la periodista, además de haber defendido en distintas ocasiones a los dirigentes estudiantiles y sus demandas, también se ha hecho defensora de otros conflictos y ha participado en diversas manifestaciones, como las convocadas por “No+AFP”. Es más, en una columna publicada en Publimetro hizo presente su postura y señaló que “la discusión, la crítica, el llamado es contra el sistema imperante, el de la capitalización individual, el de “rascarse con las propias uñas”, el del negocio lucrativo con nuestros ahorros, el de que cada uno se salva solo. Es una crítica al corazón del modelo que se nos impuso”.

Pero sus críticas también han apuntado a los distintos casos de financiamiento irregular de la política, luego de que estalló el caso de la Ley de Pesca, Sánchez indicó en una de sus editoriales en Radio La Clave: “Yo me pregunto, si la ley de Pesca favorecía a unos por sobre el resto de los chilenos y todas estas leyes… Entonces yo me pregunto, y perdónenme, ¿cómo se fue cooptando la democracia?, ¿era un pago para salir electo o eran manuales de votación? Y tengo todo el derecho a preguntármelo”.

Además su faceta activista también ha estado teñida por las demandas feministas, a finales de 2014, y en medio del debate por la tramitación del proyecto de aborto “bajo tres causales”, la periodista se sinceró y reconoció que al quedar embarazada a los 19 años pensó en abortar. “Lo discutimos harto. Al final optamos por tener a Diego, pero siempre he dicho que estoy a favor de que se legalice el aborto y sin apellido, así a secas, aborto, porque es una decisión de la mujer”, dijo la periodista a Revista Paula. Además, reconoció que al ingresar a la TV un productor le solicitó cambiar su aspecto para estar más “acorde” a los parámetros televisivos, solicitud a la cual se negó rotundamente.

Fuente: El Mostrador