[ae-fb-embed url=’https://www.facebook.com/diarioantofagasta/videos/1756073504471118/’ width=’500′ showcaptions=’true’ allowfullscreen=’true’]

Vergüenza nacional ocasiona en Chile el hecho que se vivió este miércoles en un local Punto Copec de la ciudad de Santa Cruz, Provincia de Colchagua, donde un vendedor de alimentos, de origen haitiano, fue agredido por un consumidor tras tener una discusión por un producto en venta. El hecho ocurrió luego que el vendedor entregó un completo al cliente, quien tras unos minutos reclamó que su alimento no tenía suficiente palta.

El trabajador indicó que el ingrediente sí estaba, lo que no dejó conforme al sujeto, que lanzó el completo en la cara del empleado dejando al resto de los consumidores perplejos y al haitiano totalmente desmoralizado.

Este caso coloca una vez más sobre el tapete los crecientes niveles de intolerancia y xenofobia en la sociedad chilena, avalada en algunos casos por políticos populistas.

Publicidad