Piñera: “Prefiero un país con manifestaciones”

No obstante reconoer el derecho a manifestarse, Piñera sigue considerando que su gobierno "está en el camino correcto"

Mandatario aseguró que no hay problemas con que los ciudadanos se expresen, a la vez que se mostró “dolido” con el análisis de The Economist, que lo calificó de “político inepto” por su actuar ante las protestas sociales en uno de los países más desiguales del mundo.

El Presidente Sebatián Piñera expresó que prefiere un país donde los ciudadanos expresen sus puntos de vista en las calles, mientras no sean violentos ni se generen destrozos.

En el marco de su participación en la VI Cumbre de las Américas, el Mandatario dijo a CNN,  que “prefiero un país con manifestaciones a uno que tenga una paz de cementerio”, pero lo que corresponde es “manifestarse sin atacar”.

“Chile es un país libre, democrático, nosotros creemos que las expresiones de las manifestaciones son legítimas, siempre que se hagan en forma pacífica  y dentro del marco de la ley”, añadió el Primer Mandatario.

Publicidad

“Dolido” con The Economist

Consultado por el análisis publicado por el semanario británico The Economist, que calificó a Piñera como “un político inepto” que “zigzagueó entre hablar fuerte y ceder” ante las manifestaciones estudiatiles y en regiones, destacando además que “Al público no le gusta la arrogancia del señor Piñera”.

Al respecto, Piñera señaló que  “por supuesto” que estaba dolido, por cuanto en su opinión, la publicación no considera los resultados que indicarían que el país “avanza en la dirección correcta”. “Hay una contradicción” en esa publicación”, dijo.

“Nosotros hemos logrado, en dos años, garantizar el acceso a las becas a la educación superior a todos los jóvenes con méritos del 60 por ciento de los hogares más vulnerables.  Eso no había existido nunca antes en Chile. Hemos aumentado sustancialmente la cobertura de la educación preescolar, porque mientras antes lleguemos con educación a los niños más vulnerables, antes vamos a lograr corregir las desigualdades de origen. Y, por tanto, hemos avanzado de una enormidad, mucho más que nunca antes”, agregó el mandatario, enfocando su discurso a la educación  pre-escolar y básica, pasando por alto el índice de endeudamiento de los universitario.

En cuanto a la baja popularidad que muestra en las encuestas, donde un 29% lo apoya y un 63% lo rechaza, Piñera dijo que esto es algo que afecta a todos los políticos en el país. “Si uno ve las encuestas a todos los políticos les va mal. Nuestra oposición tiene menos apoyo. Y esto es porque la sociedad se ha puesto más exigente”, dijo aludiendo a la concertación.

“Me siento más contento cuando veo que el país va a paso firme al pleno empleo, por más que las encuestas no nos favorezcan”, añadió el Mandatario, agregando que “más temprano que tarde, yo espero que las encuestas reconozcan que estamos haciendo una obra muy maciza, muy necesaria, y que vamos a dejar un país mucho mejor que el país que recibimos”, concluyó.