Exclusiva con Palta Meléndez: Su relación con Antofagasta, la imitación de Salvador Allende y el nuevo humor en Chile

Tras la pandemia del Coronavirus Covid-19 en Chile, lo que más necesitan las personas es quitarse el estrés y reír de buena gana, teniendo esperanzada de que superaremos esta contingencia y retomaremos nuestra rutina normal.

Debido a este, llega La Maratón de Comedia “Juntos volveremos a reír”, un evento histórico que se incorpora a esta nueva forma de vivir, motivando, inspirando y entreteniendo,  así es como llegará a todos los hogares que quieran conectarse en América, Europa y Oceanía a través de una transmisión on line por diversas redes sociales.

Más de 70 comediantes de todas las generaciones y disciplinas tan diversas como el humor clásico, callejero, stand up comedy y musical, entre otros, son los que se darán cita el viernes 3 y sábado 4 de julio desde las 18:00 horas en la comodidad de tu hogar. 

Publicidad

El evento contará con la conducción de Karen Doggenweiler, María Luisa Godoy, Jorge Denegri y Vittorio Rozzi, mientras que para la comedia se harán presentes Kramer, Mauricio Flores, , Jorge Alís, León Murillo, Mauricio Medina “El Indio”, Alex Ortiz, Chiqui Aguayo, Moyita, Natalia Cuevas, Huaso Filomeno Claudio Olate, Luz Violeta, Ángela Díaz Navarrete, Memo Bunke, Palta Meléndez, entre otros.

El Diario de Antofagasta conversó con Meléndez en exclusiva, en donde el profesional tocó varios temas, incluida su relación con la “Perla del Norte”.

Palta: Antofagasta, mi tierra querida. Ahí nació mi mamá.

¿Ah, sí? Antofagastina.

Palta: Yo soy hijo de Antofagastina, mis abuelos se casaron en Mejillones y yo nací en Copiapó.

¿Nunca vivió en Antofagasta?

Palta: No. Mis abuelos se fueron de Antofagasta a vivir a Copiapó.

Esta pequeña interacción marcó el inicio de una larga conversación con Juan Carlos Meléndez Mackenzie, más conocido como Palta Meléndez, actor, comediante, imitador y político chileno. Quién participará en Juntos Volveremos a Reír, un show en línea junto a más de 80 comediantes del país que se realizará este 3 y 4 de julio. Recordar que triunfó en 3 ocasiones en el Festival de Viña del Mar, en 1991, 2004 y 2007. ¿Me equivoco?

Palta: Claro está bien. También el 94 y el 97.

Vale, ahí hubo dos que me faltaron. Quería empezar con una pregunta sencilla, que seguramente muchos se hacen ¿Dónde se originó su apodo? Quiero saber de donde nace Palta ¿Esto fue en el canal 11, en Tres a las tres?

Palta: No, no. El programa Tres a las tres lo transmitía el TVN, en el año 78. Era un Concurso de Talentos, ahí participé con Juan Antonio Labra, estábamos en el colegio. En esos años yo estaba en 4° medio y viajaba de Copiapó a Santiago para participar, después clasifiqué. De ahí vuelvo a Copiapó, saqué mi cuarto medio y me vengo a Santiago a estudiar teatro.

Bueno, me bautizó Alfredo Lamadrid, destacado periodista, es el único de su generación que aún tiene un programa de televisión, “Cada día mejor” – Lo imita. Ahí Alfredo me ve actuar y me invita a los camarines, me pasa su tarjeta y me dice “Soy el gerente de programación del canal, el lunes te espero en mi oficina”. Voy, me entrevisto con él y me dice “¿Cuál es tu nombre artístico?”, yo le digo que yo actuaba como el Burro Meléndez. “Pero como tan ordinario”, me dice, “Eso tiene una connotación bastante peculiar. Tu tení care’paltón. Tení que ponerte Palta Meléndez”.

Entro a trabajar como asistente de producción. En los pasillos todos me decían “Palta”, a mi no me gustaba en realidad.

Y quedó para siempre con ese, ¿le gusta ahora el apodo?

Palta: Si, me acostumbré. Es mucho mas “marketero” que Burro. Me querían poner Palta Mackenzie, por mi segundo apellido, pero yo no quería. Un Mackenzie no va a actuar a la Pintana; a Mackenzie no lo van a contratar en los lugares populares. La gente de abajo dice “Mackenzie, este es de allá arriba, no entra acá”, y los de arriba decían “¿Meléndez? No entra, muy popular”.

Usted apuntaba para el otro sector entonces, al popular.

Palta: Claro. Es nuestra cultura.

Volviendo al tema que nos convoca, sobre Juntos Volveremos a Reír, ¿cómo se contacta con usted la producción del evento? ¿Fue viceversa o fue un llamado a los comediantes?

Palta: Esto se gestó de una inquietud personal de Mauricio Medina (el Indio, Dinamita Show). Nosotros somos picaos’ a dirigentes, siempre conversamos por teléfono sobre “el gremio”, que “el gremio es tan desunido”, que aquí, que allá. Hemos hecho esfuerzos para formar una agrupación; yo en su momento lo intenté mucho, logré juntar un grupo de humoristas. De mi bolsillo contraté un abogado para hacer los papeleos y hacer una corporación de humoristas, esa instancia fracasó. “Te creí Pinoche’, vai a formar una corporación para ser presidente, vai’ a lucrar”, me desentendí y lo pasé re mal. Aparte que me agarraron pal’ hueveo’ varios colegas.

Por su lado, Mauricio ha logrado relacionarse con gente nueva, con gente de la escena del Stand Up. Mucha gente joven, con nuevas miradas. Hubo interés de unos 40 integrantes, de formar esa corporación. Y entremedio, nació el recuerdo de que liberé la “Caravana del humor” que hicimos para ir a actuar a todos los lugares que fueron víctimas del maremoto, me conseguí un bus y todo. Esa experiencia fue bonita, toda esa gente que recibió nuestra visita aún recuerda todo lo que hicimos. Fuimos 18 humoristas a hacer esta gira.

Ahí nace, de Mauricio, la idea de hacer una maratón. Tomamos la idea de la “Caravana” y que nosotros, a través de los humoristas, aportemos con humor y alegría al bienestar de la inteligencia emocional. “Ya, la voy a armar”, me comenta el Mauricio. Al principio entraron como 15 humoristas, y empezaron a entrar más; hoy somos 87. Se ha unido todo el gremio, es fantástico, nació todo de una idea muy romántica.

Me comentaba que las entradas son por medio de Passline, se venden por ahí y sirve para que la gente “pague lo que quiera”. Vi que tienen entradas de mil, dos mil, cinco mil pesos.

Palta: Claro, con todo ese dinero que ingrese, lo vamos a repartir entre los 87. Nos va a permitir tener un beneficio y ganar algo de dinero con el espectáculo que vamos a montar. Todo esto de la pandemia nos ha afectado, quizás hasta… 2022 no podamos tener nuestros eventos en vivo, todo espectáculo masivo y encerrados son de alto riesgo. Todo lo veo muy difícil.

Cada uno ha grabado su rutina en caso de cualquier cosa. Todos tendremos 10 minutos para nuestra rutina, pero en caso de que haya problemas, que se caiga o algo, podemos colocar ese material grabado para que no afecte. Yo por mi parte no he grabado nada, porque yo hago humor contingente, mi rutina la tengo lista el 1 de julio. Hoy día acordaron los diputados el bajarse el sueldo, “van a sufrir mucho con el descuento que se van a hacer”, es tema, todos los chilenos hablan sobre esto. “Al fin se van a bajar el sueldo estos hueones, ‘taba bueno ya”.

Ya era hora, ¿no?

Palta: Claro, al fin se pegaron la cacha’, con Coronavirus recién se dieron cuenta. Y bueno, yo me muevo en esa línea de humor. Pero se que unos colegas tienen unas rutinas espectaculares.

El humor rojo, o humor picante como muchos conocen, tuvo una caída notable a partir del movimiento del país tras el estallido social. Tenemos el ejemplo de Ernesto Belloni, comediante muy reconocido por su carrera pero que este año tuvo su problema en el Festival de Iquique donde recibió varias pifias, pero en Viña del Mar fue el quién agarró el sartén por el mango y salió triunfante dentro de todo. ¿Cómo lo ve usted? ¿Cree que el humor rojo ya se acabó?

Palta: Todo ha mutado. El doble sentido hoy en día es más sutil. En este caso los chistes sexistas generalmente se han nivelado, antes siempre se apuntaba a la mujer como un objeto, de segregación literal e irónica. El chiste sexista machista que nos ha acompañado culturalmente de años ha mutado, los sobrenombres que tenemos con el sexo son tremendamente violentos. Es muy bueno este cambio generacional, porque es un tema de evolución social.

Hasta en los 90 nos reíamos de chistes del “mariconcito, y el maricón, y aquí que allá, y el huequito”, y hoy en día ya no. Es un bullying masivo que se hacía cuando se contaban chistes de género. Como me dediqué al humor político, nunca me complicó. Mi humor no estaba basado en el sexo, ni en chistes sexistas, pero si a otros colegas, como Daniel Vilches y su humor de revista, que ha tenido que modificar. Sigue con ese humor, pero ya tiene otro trato.

Eso va a ocurrir ahora, el público va a tener sus criticas y su visión a los 87 humoristas (que se presentarán en el evento), a los que le toque ver. Es un tema muy técnico, muy personal.

¿Estos cambios son necesario, son cambios que si o si iban a llegar o siente que hay cierto temor a acabar con la carrera de cada uno?

Palta: La responsabilidad de cada uno es renovarse. El que no se renueva, muere. Así de estricto es, eso ha sido así siempre. La obligación de todos es adaptarse a los nuevos tiempos, obviamente. Por ejemplo, ya todos tenemos que adaptarnos también a la tecnología, a través de un teléfono o un computador, ya se acabó el feedback directo con el público. Uno no sabe las reacciones, el humor es más delicado ahora, porque es fácil sacar de contexto, no se puede percibir la mirada, la actitud. La cultura tiene que ir creciendo.

¿Cómo fue el adaptar su rutina a todos estos medios online? Sin ver la cara del público, sin recibir información.

Palta: Para mi fue difícil. Todos los milenial están acostumbrados, están felices, es una práctica, parte de lo cotidiano. Para mi generación ha sido más complejo. He grabado cosas, como un personaje llamado el “depresivo positivo”, se lo mostré a varios amigos y todos se rieron mucho, pero yo lo encontraba fome; lo encontraba largo. No hay tiempo para explicar un chiste, como en Tik Tok que todo dura 15 segundos, 30 segundos. Todo ese lapso ha sido bastante complejo para acostumbrarse. Después de esta maratón de comedia me he orientado en como hacerlo, a sacarle el partido a esta cámara no más.

¿Ha podido recuperar alguna rutina y usarla en redes sociales? Por ejemplo, tener sus rutinas en Youtube o realizar sus rutinas en vivo por medio de Instagram.

Palta: He participado en varias transmisiones por Zoom, e incluso he subido algunas cosas. Desgraciadamente soy muy autocrítico, las termino encontrando fomes. Pero si he hecho muchas entrevistas y jugado mucho por Zoom, he participado con juntas de vecinos, ollas comunes y me he puesto a pelusiar, a hablar tras la pantalla, muchas entrevistas por radios de barrio.

Muy pronto voy a estar en un training de atreverme a hacer un show. Tres minutos acá son eternos, es super complicado, como no tenemos feedback podemos arriesgar en hacer treinta minutos que sean puro aburrimiento. Se puede hablar, hablar, hablar, pero puede que no sea divertido.

Hace unos días, el 26 de junio, se cumplieron 112 años del nacimiento de Salvador Allende. Y con esto…

Palta: espera, espera… te voy a mostrar una foto.

Fotografía de Palta Meléndez personificado como Salvador Allende. De Pé a Pá, TVN.

Palta: Ahí estoy yo de Salvador Allende, para un programa de TVN. Para el Pé a Pá. ¿Qué me ibas a preguntar “de mi compañero Chicho”? – Lo imita.

Una de sus rutinas más recordadas es su rutina de Viña 2007, donde hizo una representación de Salvador Allende. Me gustó mucho como hizo este juego donde él venía del cielo y hacía comparaciones entre el ambiente político y como de relajado es no estar acá. ¿No le dio miedo llevar al personaje a Viña, no sintió que le jugaría en contra?

Palta: No, bajo ningún punto de vista. Quería hacerlo porque sería la primera vez que veríamos al presidente Allende en la Quinta Vergara. Un personaje muy controversial porque Allende, igual que Pinochet, tiene una connotación de héroe para unos y villano para otros. Al principio la gente que revisó el guion estaban un poco “saltones”, pero cuando vieron el contenido de la rutina me dijeron “dale no más”.

Tenía muchas ganas de hacer a Allende porque es parte de nuestra historia. Allende y Pinochet se han polarizado la historia del país, sobre todo hoy que estamos más polarizados que nunca. Creo que hice un gran aporte, sin querer sonar autorreferente, al hacer reír con los personajes más importantes de la política.

Los pinochetistas más pinochetistas se rieron conmigo y me felicitaban creyendo que soy pinochetista. Y los socialistas más socialistas me felicitaban por creer que soy allendista. Y lo soy. Tengo una gran admiración por el presidente Allende, a pesar de uno de los peores gobiernos que ha tenido el país, pero no por culpa de él, sino por la circunstancia. El ambiente de guerra fría, el boicot, mil cosas. Pero la figura de Allende era la de un tipo que solo quería el bienestar común, que no pudo lograr por culpa de la gente de su mismo partido, de sus mismos aliados y, sobre todo, de su oposición.

Y las pifias al presentar al personaje ¿afectaron en algo a la situación?

Palta: No, yo estaba muy seguro de la rutina, porque la estuve realizando por mucho tiempo. Siempre me resultó. Donde iba, me iba bien. No tenía por qué irme mal ahí.

Las pifias eran de gente que reaccionó al personaje, si tu imitas a Piñera te van a tapar a pifias.

Palta Meléndez en el Festival de Viña del Mar, año 2007.

¿Qué opina de Stefan Kramer? Tuvo su triunfo en el Festival de Viña de este año, si es que lo considera como competencia o si ambos van por caminos distintos.

Palta: Kramer es un genio, es extraordinario. Soy amigo de Stefan hace muchos años, fui de los más hinchapelotas para que se dedicara a esto. Siempre andaba imitando a hueones en el pasillo y yo le decía “Stefan, dedícate al humor, tení un talento extraordinario, retírate de Educación Física y metete a estudiar teatro”, más que consejos yo lo orientaba. Kramer es un regalo de dios. Yo que soy imitador y por mi rango de voz, solo me permite imitar ciertos tipos de voz, más grave. El tiene un timbre más neutro, puede imitar lo que sea. Yo no puedo imitar a Piñera, ni a Lavin, al menos en voz.

Además, es un trabajólico, lo ha hecho bien, tiene un equipo de primera línea. Se forró y la hizo, es un tremendo profesional. Su imitación es tan perfecta que te ries al tiro, después con el tiempo yo le dije “tienes que ponerle más fuerte al argumento. No puedes imitar a Moreira sin decir nada, o dejarlo limpiecito. Tení que decir lo que dice el Moreira y las cagás que habla de repente”, hoy ha evolucionado más, ya tiene más circo, más arena. Es el mejor imitador de todos los tiempos en la historia del humor chileno. Yo no le digo humorista, le digo “falsificador”.

Tomando en cuenta a toda la camada de nuevos representantes del humor, ¿qué le ha llamado la atención?

Palta: Hay varios buenos. Pato Pimienta es un cabro que le tengo mucho respeto, es un gallo inteligente. A todos los que han llegado a Viña han llegado ahí por algo. De las mujeres, la Chiqui Aguayo ha madurado harto, es simpática y entretenida. La Rufineli, es entretenida, es fuerte, hay que estar preparado para verla, harto garabato.

Es un tema que yo le discutía, “oye, por qué tanto garabato, por qué tanto la palabra culiao”, que yo no la voy a decir, pero la encuentro divertida. “culiao” es fonéticamente divertida, pero no es necesaria. Pero para ellos es una palabra no más, “es una palabra po’, Palta. Es una palabra como cualquier otra y todos la usan, ¿por qué no la podemos decir nosotros?”. Ahí había un tema generacional que me distancia, yo estoy en desacuerdo con quienes usen esa palabra en el escenario. Pero es todo por parte de mi generación.

No le sale no más. Oiga, y para ir cerrando…

Palta: Está pa’ un libro, pa’ las memorias. Pero está bien, harto material para análisis. Es bueno para ver la mirada de un humorista, para otras entrevistas igual.

Me gustaría que invite a la gente al evento. Juntos volveremos a reír, la maratón de comedia que se realizará este 3 y 4 de julio. Pero me gustaría que me hablara un poquito más del evento para que la gente se interese.

Palta: Ese es el fin de la entrevista, nos fuimos en la profunda. Lo más importante es que seremos 87 humoristas que nos juntaremos a llevar humor a la gente, a todo Chile y a todo el mundo. Vamos a aportar a la inteligencia emocional, harto buen ánimo, alegría, una mirada irónica con respecto a lo que estamos viviendo los chilenos. Para que nos riamos de otras cosas y sacarnos de encima toda la angustia y ansiedad que genera este encierro, este problema sanitario, es un problema económico fuerte igual.

Aquí vamos a hacer este aporte. Todos los que gozamos de buen humor, tenemos buena disposición, ese va a ser nuestro aporte en esta pandemia, todo el 3 y 4 de julio.

Muchas gracias. Por su tiempo y por aguantar toda la hora que estuvimos acá.

Palta: No, si es todo un tema que me apasiona. Aparte que no hablo con nadie, así que yo feliz.

Ojalá que esto acabe pronto y pueda volver.

Palta: Si, si voy a volver a Antofagasta, trabajo mucho allá.

Luego de una hora de anécdotas, imitaciones y confesiones, Palta Meléndez se retira para preparar su sección en el evento que pronto, todo Chile, podrá presenciar. Recordar que todas las entradas estarán a la venta por el sistema Passline.cl.

Una Maratón de Comedia se realizará On Line y accesible para todos ...