Y a esta toma…¿Quién la desaloja?