Detective Pikachu: Un perfecto viaje a nuestra infancia

Detective Pikachu es la perfecta combinación de una caricatura, un videojuego y una película, los personajes te transportan a un viaje al pasado como niño pero las escenas de comedia y acción te permiten apreciar el largometraje como un joven adulto.

La emoción del comienzo de la nueva producción de Pokémon, es similar a la que muchos sentimos con el estreno de la primera película de la zaga, todos estamos atentos a las diversas criaturas que aparecen en la pantalla para mencionar sus nombres en voz alta o realizar las voces de los pokémones, las mismas acciones de un cine en 1998 se replicaron en este 2019.

Es difícil poner atención a todos los rincones de las escenas, pues en cada una aparecen pokémones de la gran zaga de la serie, algunas fácilmente reconocibles y otros, requieren un poco más de investigación en un Pokédex.

Publicidad

Aquellas criaturas de la primera generación atraen la mayor atención, pues sus detalles son sorprendentes y al recordar como los vimos hace un par de décadas, nos asombramos por su realismo.

La atención se mantiene durante toda la película, no existiendo tiempos muertos. La acción, el drama y la comedia no paran, es increíble como los realizadores logran mantenerte en un carrusel de emociones.

Sin duda, Detective Pikachu es una gran película para disfrutar como un niño, apreciar como joven adulto y un panorama familiar perfecto.