Ya basta de papitos corazón

Señor Director:

Chile es un país con muchos casos de madres solteras que luchan día a día con la única idea de salir a delante, trabajando largas jornadas y muchas veces dejando un tiempo muy reducido para sus hijos, mientras que los padres biológicos de estos niños, en más de una ocasión tienen una vida y una familia ya realizada en donde tan solo con depositar 80 mil pesos creen que cumplen con su deber.

Ya es hora de que los hombres de nuestro país  y en ciertos casos también las mujeres, tomen conciencia que un niño no solo crece con dinero ni alimento, sino que también con cariño y con valores, valores que determinaran a las mujeres y a los hombres que formarán el Chile del mañana.

Publicidad

José Tomás Jara Jara