Día de las regiones, nada que celebrar

Esteban Velásquez Núñez. Ex alcalde de Calama.
Esteban Velásquez Núñez. Ex alcalde de Calama.
Esteban Velásquez Núñez. Ex alcalde de Calama.

Sería muy vergonzoso, que los parlamentarios de nuestra región, incluido un presidenciable, se opongan, abstengan, demoren o “miren para el lado” respecto a la elección de los Gobernadores Regionales. Participamos en la Comisión por la Descentralización que convocó el propio gobierno para discutir y elaborar las bases, propuestas e iniciar así un proceso fuerte descentralizador, sin embargo el poder político lo ha frenado. Exigimos ya la elección de la primera autoridad regional por voto popular, esto es una mínima demanda para avanzar a una verdadera descentralización. Es la inmensa mayoría de los ciudadanos de regiones y todos aquellos convencidos que solo generando más autonomía a los territorios, el país podría llegar a ser desarrollado.

Hoy es humillante el grado de centralismo que Santiago somete, en lo económico y político a las regiones. El clientelismo en todo sentido y siempre con un gran jefe que desde La Moneda ordena a los súbditos en cada Intendencia. Ya no resiste análisis decir que no están definidas todas las funciones, esa discusión podría ser eterna y casi una excusa para no concretar. En nuestra región, como en otras, poseemos plataformas culturales, económicas, históricas para ser capaces de elegir a los gobernantes de este territorio que nos parezcan y definir nuestro propio destino.

Qué espera el poder político y gobierno para actuar, acaso que nos levantemos con más fiereza, nos tomemos las ciudades, expresemos por otros medios nuestra rabia de seguir postergados, el camino del diálogo se acaba…

Publicidad

Siempre tienen disculpas para no avanzar, que la situación económica del país no lo permite, que hay otras reformas prioritarias, que un desastre natural, que se vienen las elecciones presidenciales, etc. etc., el eterno e indigno maltrato se acentúa. Las regiones y especialmente el Norte, no podemos seguir “comiéndonos” el centralismo, quizás ciertas regiones del sur son más permisivas, es que no viven todo lo que padecemos en este “pedazo de Chile”, por aquellos lugares ya llegaron hace rato las dobles carretera, un mayor número de médicos, incluso una geografía más amable. Pero en este norte olvidado, pareciera que solo “servimos para servir”, le interesamos a Chile realmente, la respuesta es clara, No.

Esta zona solo sirve para entregar y sacrificar las riquezas naturales y los miles de millones de dólares que generamos. Por eso digo que este 31 de Marzo, no hay nada que celebrar, quizás el llamado es a levantarnos, a la desobediencia civil, una rebelión del norte que no haya tenido precedentes. De lo que no hay dudas es que depende de nosotros, de quienes vivimos en esta zona, porque quienes deben “hacer la pega”, están con otros interese y prioridades, que precisamente no somos nosotros.

Esteban Velásquez Núñez

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here