Detectives de la Brigada de Homicidios de la PDI Antofagasta, detuvieron a los tres autores del asesinato a un conductor que utilizaba la aplicación InDriver, cuyo cadáver fue encontrado tres días después de su deceso.

Los encargados de investigar el suceso, realizaron una serie de diligencias para esclarecer la presunta desgracia que afectó a Carlos Páez Araya, trabajador que desapareció el día 17 de enero aproximadamente a las 20:00 hrs.

Su cuerpo fue encontrado el día 21 en un sector de la ruta 26, en un avanzado estado de descomposición. A pesar de esta situación, se consiguió establecer su causa de muerte y el descubrimiento de su vehículo, registrado el día 23 en la población El Olivar.

Publicidad

Fueron precisamente las diligencias realizadas al vehículo del difunto, que permitieron “rearmar” las últimas horas de vida del conductor.

Además, distintos testigos aportaron datos que determinaron la identidad de los presuntos autores materiales del delito, individualizados como Y.C.Q. de 19 años, otro menor de edad y finalmente un sujeto también de 19 años, identificado con las iniciales M.S.M.

Según todos estos antecedentes, el móvil del homicidio sería el robo, ya que habrían sustraído algunas especies desde el vehículo en el que trabajaba el individuo.

Los tres sujetos quedaron en prisión preventiva y fueron formalizados por robo con homicidio, delito que tiene una de las penas más altas del ordenamiento jurídico chileno.