Guardia de seguridad aprovechó que la víctima dejó abierta la sesión en el cajero automático, para apropiarse de la plata y su tarjeta bancaria.
  
La Brigada Investigadora de Robos de la PDI Calama detuvo a un guardia de seguridad de un supermercado ubicado en avenida Grecia de la capital loína, a quien se le imputa el delito de hurto simple, tras apoderarse del dinero de un cliente que había dejado su tarjeta bancaria con la sesión abierta en el cajero ubicado al interior de dicho establecimiento.

El hecho ocurrió el día 27 de abril en horas de la tarde y de eso dio cuenta el análisis realizado por la unidad especializada de la PDI en base a las grabaciones de las cámaras de seguridad del recinto, lo que permitió, además, recuperar la tarjeta del afectado y el dinero sustraído.

De lo anterior, se dio cuenta al Fiscal de Turno, quien instruyó la detención del acusado, individualizado como L.C.P. quien pasó a audiencia de control de detención. Paralelamente se devolvió tanto el dinero como la tarjeta bancaria a su propietario.

Publicidad

Igualmente, al momento de efectuar la detención del imputado, el guardia mantenía en su poder una bolsa con cannabis sativa, por lo que además de ser imputado por el delito de hurto simple, se sumó el de infracción al Art. 50 de la Ley 20.000 de drogas.