17.6 C
Antofagasta
Viernes 24 de Mayo del 2024 18:26

Monja habría dejado cuerpo en vía pública por un “pacto”: El inesperado vuelco en hallazgo de mujer esqueletizada en Ñuñoa

La investigación inició el pasado lunes en calle Las Talaveras, comuna de Ñuñoa (RM), con el hallazgo del cuerpo de una mujer de 60, quien según antecedentes llevaría casi un año fallecida, y las cámaras de seguridad habrían captado a una religiosa abandonando el cuerpo en la vía pública.

Lea también:

El Diario de Antofagasta
El Diario de Antofagasta
Noticias de Verdad. DiarioAntofagasta.cl es el medio digital más leído de la región minera de Chile. Noticias, entrevistas, reportajes, fotos, videos, opinión y contenido de Antofagasta, Calama, San Pedro de Atacama, Tocopilla, Mejillones, Taltal.

El pasado lunes se informó sobre el hallazgo de un cuerpo desmembrado al interior de una maleta, en calle Las Talaveras de la comuna de Ñuñoa (RM). La víctima sería identificada como una mujer de 60 años, quien llevaría más de seis meses fallecida, con su cuerpo ya esqueletizado.

Desde que inició la investigación, se generaron diversas hipótesis que involucraban vinculaciones con el crimen organizado e incluso a tintes políticos. Sin embargo, el examen de autopsia reveló que el cuerpo no estaba desmembrado y no existían heridas atribuibles a terceras personas, descartando las especulaciones y dejando el caso con nuevas incógnitas.

No fue hasta la mañana de este miércoles 10 de abril, que funcionarios de la PDI concurrieron hasta un domicilio ubicado en calle Los Jardines, a solo unos metros de donde se halló la maleta con el cuerpo, en compañía de una monja, quién deberá prestar declaraciones al personal policial.

Según se reveló durante la jornada, la monja habría confesado que se trataría de un “pacto” entre las religiosas, que consistía en que “si una de las dos moría no se avisaría a las autoridades”.

Además, las cámaras de seguridad habrían captado a una de las monjas con un carrito de feria, abandonando el cuerpo en la vía pública.

Al respecto, el fiscal Francisco Lanas, de la Fiscalía Oriente, explicó que  “la señora de 80 años tenía una relación larga de amistad con otra religiosa perteneciente a las Laicas Consagradas, estableciéndose que una sufrió una enfermedad que nunca se trató”.

“Ambas realizaron esta especie de pacto, donde se aislaron del mundo como monjas de claustro, para no dar cuenta a la autoridad y cuidarse entre ellas en caso de que una muriera”, sostuvo.

Finalmente, Lanas comentó que la mujer habría fallecido hace aproximadamente un año por causas naturales, “descartando, a falta de exámenes más complejos, la intervención de terceras personas o que el cuerpo haya sido descuartizado”.

En tanto, la Brigada de Homicidios de la PDI capitalina continúa las diligencias que esclarezcan los detalles del caso.