Antofagasta: Condenan a hombre que asesinó a prevencionista de riesgos usando retroexcavadora

prev

El Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Antofagasta condenó este lunes a Fernando Fuentes Galaz a la pena efectiva de 10 años de presidio, en calidad de autor del delito consumado de homicidio simple de Félix José Franco Balbuena, ilícito perpetrado en septiembre de 2015.

En fallo unánime (causa rol 179-2017), el tribunal –integrado por los magistrados Mauricio Pontino Cortés (presidente y redactor), Alfredo Lindenberg Bustos y Marcela Nilo Leyton– aplicó, además, a Fuentes Galaz  las accesorias legales de inhabilitación absoluta perpetua para cargos y oficios públicos y derechos políticos y la inhabilitación absoluta para profesiones titulares mientras dure la condena.

Publicidad

Una vez ejecutoriado el fallo, el tribunal dispuso que se proceda a la toma de muestras biológicas del sentenciado para determinar huella genética e inclusión en el registro nacional de ADN de condenados.

El fallo dio por acreditado, más allá de toda duda razonable, que el 2 de septiembre de 2015, el acusado concurrió a las faenas de la empresa RVC, ubicadas en calle El Yodo, para retirar una retroexcavadora arrendada a la empresa Tronatec Ltda. En el lugar se registró una discusión entre el acusado y la víctima, Félix Franco Balbuena, gritándose diversos improperios. Tras esto, el acusado sube al camión emprendiendo rumbo hacia la cantera en la Chimba alto.

Hasta ese lugar se trasladó la víctima, con el fin, según expuso a algunos testigos, de golpear a Fuentes Galaz. Tras realizar las maniobras de carga de combustible en el lugar, “fue que el acusado -mientras seguía siendo insultado por Félix Franco Balbuena- procedió a operar la maquinaria, levantando el balde desde el suelo… quedando a unos 3 metros de quien lo insultaba, gatillando que Félix Franco Balbuena sin moverse del lugar en que se encontraba le gritara “me querí pegar con la máquina, pégame”, mientras se golpeaba con ambas manos el pecho mirando al acusado”.

Agrega que “el acusado reaccionó manipulando nuevamente el aguilón, golpeando al ofendido con la parte lateral izquierda del balde… el que cayó inmediatamente al suelo en el lugar en que se encontraba… procediendo el enjuiciado inmediata y rápidamente a bajarlo y aplastar el cuerpo del afectado contra el suelo”, causándole la muerte en el lugar.

Resolución que consigna la prevención del magistrado Alfredo Lindenberg Bustos, quien estuvo por estimar concurrente la agravante de alevosía y, en consecuencia, por estimar el homicidio como calificado en los términos del artículo 391 N° 1 del Código Penal.