El régimen de Von Appen en Mejillones

Organizaciones sociales y sindicales indicaron que el uso de la fuerza policial contra los trabajadores que mantienen bloqueado el acceso a Puerto Angamos, es solo una muestra de que quien realmente ejerce el gobierno en esa ciudad, es la empresa del polémico empresario que amenazara a la Presidenta electa Michelle Bachelet con “buscar otro Pinochet“.

Sven von Appen
Sven von Appen

Las palabras de altos directivos del mundo privado en torno a que la huelga de los trabajadores portuarios, “amenaza la credibilidad de Chile“, parecieron ser la orden definitiva para que las autoridades del gobierno regional de Antofagasta movieran sus piezas y durante este martes, ya comenzaron las acciones represivas tendientes a desalojar el campamento que mantienen los trabajadores de Ultraport en Mejillones.

En horas de la mañana, ni la presencia de mujeres y niños evitó que un grueso contingente de Fuerzas Especiales, armados con escudos y carros lanza agua y lanza gases, aparecieran en la tranquila y turística ciudad de Mejillones, dispuestos a romper la calma, desatar la violencia y enfrentarse con los trabajadores.

La Coordinadora en apoyo a la lucha portuaria, integrada por diferentes organizaciones sociales y estudiantiles, indicó mediante un comunicado que el actuar de los efectivos fue especialmente violento, al punto que las bombas lacrimógenas habrían sido arrojadas “directamente al cuerpo” .

Publicidad

Asimismo, denunciaron que las acciones de Carabineros fueron coordinadas por uno de los gerentes de Ultraport, Marcelo Basilis,  desde el interior de una camioneta en las cercanías del puerto, situación que “revela nuevamente lo servicial de esta institución a los intereses de los empresarios“.

A tal nivel llega el poder de las empresas nacionales y extranjeras en los dos puertos de Mejillones, que incluso es posible apreciar señales de tránsito en otros idiomas. En este caso, en coreano. (Fotografía vía Facebook).
El poder de los privados en Mejillones, alcanza incluso para modificar a su antojo las señales de tránsito. En la foto, una señal “Pare” en coreano, que fue usada como “barricada” por los trabajadores. (Fotografía vía Facebook).

Un imperio

Un hecho que no extraña al dirigente de los trabajadores portuarios de Mejillones, Enrique Solar, quien indicó que la empresa, entre cuyos dueños figura el polémico empresario pinochetista Sven Von Appen, es finalmente quien ejerce el gobierno en Mejillones.

Acá el señor Von Appen tiene un imperio. Hace lo que quiere y estamos acorralados con guardias que lo defienden con chalecos antibalas, con pacos de civil, con el guanaco, el zorrillo. Tienen un tremendo ejército y no toman en cuenta que acá hay familias exigiendo sus derechos laborales (…) no puedo creer como este alemán puede tener tanto poder para reprimir acá en Chile“, señaló el dirigente en entrevista con Radio Villa Francia.

Asimismo, Solar acusó al Intendente de Antofagasta, Waldo Mora, de incumplir su palabra, ya que durante este fin de semana, en el marco de una visita a los trabajadores movilizados, aseguró que no habría represión.

El señor Waldo Mora me vino a ver el sabado. Vio que estaba con niños con mujeres y me prometio que no iba a haber represin, resulta que el día 16 la tiró“, indicó, añadiendo que a pesar de que las autoridades están en conocimiento de que la empresa no puede reemplazar a los huelguistas, “los trabajadores fueron reemplazados del día uno, la autoridad marítima no ha hecho nada“, aseguró el dirigente.

Finalmente, Enrique Solar indicó que seguirán luchando por la libertad sindical, el cambio del código laboral vigente desde la dictadura militar y que se reconozca a los trabajadores eventuales, que son contratados diariamente sin derecho a vacaciones, ya que actualmente los incrementos ofrecidos por la empresa benefician únicamente a una minoría.

Los enfrentamientos en Mejillones comenzaron luego que directivos del mundo privado solicitaran la intervención del gobierno.
Los enfrentamientos en Mejillones comenzaron luego que directivos del mundo empresarial solicitaran la intervención del gobierno. (Vía Facebook)

La defensa de Ultraport

Por su parte la empresa aludida, Ultraport, ha optado por seguir una estrategia comunicacional para desprestigiar a los trabajadores movilizados y responsabilizarlos por los enfrentamientos, como una froma de contrarestar la popularidad del movimiento.

Con este fin, la compañia ha creado una cuenta de twitter donde ha difundido diferentes comunicados de prensa, que han sido replicados por algunos medios de comunicación afines a los intereses de la compañía o que la contemplan entre sus auspiciadores.

<